5-2. El Mineiro repite la goleada al Arsenal guiado por Ronaldinho

Río de Janeiro, 4 abr (EFE).- Ronaldinho, con dos goles y una buena faena, guió la victoria por 5-2 del Atlético Mineiro sobre el Arsenal, un resultado que dejó a los brasileños con la mejor campaña de la Copa Libertadores y a los argentinos en una situación delicada. Río de Janeiro, 4 abr (EFE).- La policía brasileña anunció hoy que presentará cargos contra cuatro futbolistas del Arsenal argentino por la pelea ocurrida tras un partido de la Copa Libertadores en la ciudad de Belo Horizonte.
5-2. El Mineiro repite la goleada al Arsenal guiado por Ronaldinho
El jugador del Atlético Mineiro, Luan (c), celebra su anotación ante Arsenal de Sarandí durante el juego por la Copa Libertadores en el estadio Independencia en Belo Horizonte (Brasil). EFE

Río de Janeiro, 4 abr (EFE).- Ronaldinho, con dos goles y una buena faena, guió la victoria por 5-2 del Atlético Mineiro sobre el Arsenal, un resultado que dejó a los brasileños con la mejor campaña de la Copa Libertadores y a los argentinos en una situación delicada.

Río de Janeiro, 4 abr (EFE).- La policía brasileña anunció hoy que presentará cargos contra cuatro futbolistas del Arsenal argentino por la pelea ocurrida tras un partido de la Copa Libertadores en la ciudad de Belo Horizonte.

Los dos tantos del Gaúcho, uno de ellos de penalti, se sumaron a los de Diego Tardelli, Luan y Alecsandro, que sirvieron para repetir el resultado 2-5 cosechado por el Mineiro en Buenos Aires.

La coronel Claudia Romualdo, comandante de la Policía Militarizada de Minas Gerais, afirmó a periodistas que se ha identificado a cuatro jugadores que agredieron a los policías después del partido que jugaron la noche del miércoles el Atlético Mineiro y el Arsenal.

Diego Braghieri y Darío Benedetto anotaron los goles del equipo de Sarandí, que terminó la quinta jornada en tercera posición en el Grupo 3, con 4 puntos, a uno del Sao Paulo, que juega mañana con The Strongest boliviano.

“Presentaremos cargos por conductas individuales (…) un policía fue agredido con un puñetazo. A mí me pegaron también”, afirmó Romualdo a las cadenas de televisión.

El Atlético Mineiro, con 15 puntos, es el único equipo que ha ganado todos los partidos y está muy certificar la primera posición global de toda la fase de grupos, lo que le garantizaría en las eliminatorias jugar siempre de local en el partido de vuelta.

Varios agentes de policía sufrieron heridas leves y contusiones en el enfrentamiento ocurrido en el césped, según mostró la televisión brasileña.

La victoria de los brasileños se debió en gran medida a la buena noche de Ronaldinho, que fue de menos a más y acabó siendo decisivo en la distribución de juego, por sus pases y su puntería, que continúa fina a los 33 años.

La policía retuvo a todos los jugadores del equipo argentino en los vestuarios más de una hora después del final del partido, mientras identificaba a los supuestos agresores.

Ronaldinho marcó el segundo de la noche, en un penalti mal pitado, después contribuyó decisivamente a oxigenar el juego del equipo de Belo Horizonte y anotó el cuarto en un remate brillante a la escuadra.

Los cuatro jugadores acusados de cometer las agresiones, que no han sido identificados, van a ser llevados a una comisaría de Belo Horizonte para declarar y el resto de la delegación argentina será puesta en libertad, según la misma fuente.

El Atlético Mineiro siempre llevó el partido de cara y abrió una ventaja de dos goles en el primer cuarto de hora aprovechando la urgencia por puntuar del Arsenal, que quiso plantar cara a los anfitriones con un planteamiento ofensivo que le costó caro al equipo del técnico Gustavo Alfaro.

“Los jugadores permanecerán en el estadio hasta que se tomen las medidas legales”, afirmó la responsable policial.

Los de Sarandí incluso dieron el primer aviso, en un remate al travesaño del colombiano Carlos Carbonero al comienzo del partido, pero los brasileños fueron certeros para aprovechar los huecos que se abrieron en la zaga argentina.

El primer conato de pelea ocurrió entre los jugadores del Atlético Mineiro y el Arsenal en el descanso, aunque la situación empeoró tras el pitido final, cuando los argentinos recriminaron por su actuación al árbitro, el paraguayo Enrique Cáceres.

La igualdad se deshizo pronto, en el minuto 10, en un pase a muy larga distancia de Edinho, teledirigido desde la defensa hacia Diego Tardelli, quien tuvo sangre fría para batir en el mano a mano al meta Cristian Campestrini.

La policía intervino entonces para proteger al árbitro y a sus asistentes, lo que derivó en una pelea generalizada en el césped entre los jugadores argentinos y los agentes antidisturbios.

Tan solo dos minutos después, sin tiempo para que el Arsenal hubiera digerido el gol, el árbitro pitó penalti a favor de los brasileños por una falta cometida fuera del área, en la media luna.

En medio de la gresca, el centrocampista Jorge Ortiz propinó un puñetazo en el rostro a un policía, según las imágenes televisivas.

Ronaldinho, experto en estas lides, transformó desde los once metros con un tiro fuerte y alto, inalcanzable para el guardameta argentino.

Después, la policía cercó a la delegación argentina en el vestuario, mientras que el presidente del Arsenal, Julio Ricardo Grondona, hablaba con los responsables policiales.

Los dos goles consecutivos preconizaban una nueva paliza como la del partido de Buenos Aires, en el que el Mineiro goleó por 2-5, pero hoy le faltó pulso a los anfitriones para finiquitar la faena en la primera parte.

El presidente del Atlético Mineiro, Alexandre Kalil, afirmó a periodistas que los jugadores del Arsenal destrozaron las instalaciones del vestuario.

Diego Tardelli, el mejor del Atlético Mineiro en esa etapa, sufrió una lesión en el muslo derecho a mediados de la primera parte que le restó profundidad al ataque brasileño.

El Atlético Mineiro ganó 5-2 este partido correspondiente a la quinta jornada del Grupo 3 de la Copa Libertadores.

La baja de Tardelli, unida a la de Bernard, principal creativo del equipo, que no jugó por lesión, echó todo el peso del juego sobre los hombros de Ronaldinho, quien fue algo irregular en la primera mitad, pero que acabó siendo decisivo.

La falta de fluidez del Mineiro permitió que el Arsenal volviese a tomar aire y se recompusiera, siempre guiado por Carbonero, autor del centro que supuso el gol de Braghieri, justo antes del descanso.

Ese tanto alimentó las ilusiones del equipo argentino, pero estas se disiparon a renglón seguido, en la primera jugada después de la reanudación, en un remate de Luan dentro del área, que supuso el 3-1.

A partir de ahí Ronaldinho tuvo sus mejores minutos, propiciando buenas ocasiones con pases inteligentes, oxigenando el juego del equipo y, sobre todo, con un golazo a la escuadra, aprovechando que estaba sin marcaje dentro del área grande.

Sin necesidad de presionar en exceso, los mineiros controlaron el partido y evitaron la reacción del Arsenal, que consiguió maquillar el resultado gracias a un soberbio gol de falta de Barío Benedetto a seis minutos del final.

Alecsandro logró el quinto de su equipo antes del pitido final con un disparo desde fuera del área.

Al concluir el partido, los jugadores del Arsenal protagonizaron una breve pelea con los policías en el césped, que después se trasladó al túnel de vestuarios.

– Ficha técnica:

5. Atlético Mineiro: Víctor; Marcos Rocha, Leonardo Silva, Réver, Richarlyson; Pierre, Leandro Donizete, Ronaldinho, Luan )m.70, Rosinei); Diego Tardelli (m.24, Araújo) y Jô (m.80, Alecsandro). Entrenador: Cuca.

2. Arsenal: Cristian Campestrini; Martín Nervo, Lisandro López, Diego Braghieri, Damián Pérez; Carlos Carbonero, Jorge Ortiz, Iván Marcone, Nicolás Aguirre (m.65 Diego Torres); Martín Rolle (m.54, Darío Benedetto) y Julio Furch. Entrenador: Gustavo Alfaro.

Goles: 1-0, m.10: Diego Tardelli. 2-0, m.14: Ronaldinho. 2-1, m.39: Diego Braghieri. 3-1, m.46: Luan. 4-1, m.58: Ronaldinho. 4-2, m.84: Darío Benedetto. 5-2, m.93: Alecsandro.

Árbitro: el paraguayo Enrique Cáceres amonestó a Aguirre, Leonardo Silva, Pierre, Ortiz, Luan y Marcos Rocha.

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada del Grupo 3 de la Copa Libertadores, jugado en el estadio Independencia de la ciudad de Belo Horizonte.