Gobierno de Guerrero despliega 4 mil efectivos contra maestros

El Gobernador Ángel Aguirre Rivero dijo que para evitar desmanes y prolongados bloqueos, el estado cuenta con un operativo en coordinación con el Gobierno federal
Gobierno de Guerrero despliega 4 mil efectivos contra maestros
Cientos de maestros protestando ayer frente a la sede del Palacio Legislativo de la ciudad de Chilpancingo, en el estado mexicano de Guerrero.
Foto: EFE

Ciudad de México – El Gobernador Ángel Aguirre Rivero informó que, en coordinación con Manuel Mondragón y Kalb, Comisionado Nacional de Seguridad, desplegarán grupos de antimotines y notarios públicos para atajar desmanes, en caso de que los maestros disidentes en ese estado den nuevamente muestras de violencia como ha venido sucediendo en sus últimas manifestaciones.

Hoy mismo, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) amenazó con tomar de nuevo la Autopista del Sol, que une al Distrito Federal con Chilpancingo y Acapulco.

Entrevistado por la periodista Carmen Aristegui en MVS, el mandatario de Guerrero afirmó que no permitirán a los maestros hacer las cosas “a modo”: “Yo he dado muestras de diálogo”, dijo.

También aseguró que la iniciativa propuesta por la CETEG fue la que se presentó ante el Congreso local y la que los legisladores rechazaron hace algunos días, provocando el descontento de los docentes que ayer atacaron con piedras y palos edificios públicos, incluido dicho recinto, en Chilpancingo.

Aguirre Rivero dijo que nunca estuvo de acuerdo con la alternativa de Reforma Educativa.

“Yo firmé la iniciativa, aunque no estaba de acuerdo con ella”, aceptó.

Dio a conocer que la iniciativa rechazada fue redactada por los maestros, quienes le pidieron que la enviara al Legislativo.

“En las negociaciones que tuvimos, en vísperas de Semana Santa, cuando ellos me entregan ese documento, por adelantado les dije que no iba a transitar… “ellos dicen que se sienten traicionados por parte del gobernador, pero no van a hacer las cosas a modo”, expresó.

Detalló que entre las peticiones de la llamada contrarreforma se encuentran la creación del Instituto Autónomo de Evaluación, la aportación del 8% del Producto Interno Bruto (PIB) para el ámbito educativo, así como garantizar a los egresados de las 9 escuelas normales una plaza. Pero “yo no soy demagogo” –dijo–, “no podemos cumplir con esta solicitud por falta de recursos”.

Advirtió que ante el rechazo de la propuesta, los maestros de Guerrero podrían bloquear nuevamente la Autopista del Sol, como sucedió hace 15 días.

“La acción anterior tomó nueve horas, y no podemos permitirlo porque se hizo mucho daño”, aclaró.

Reconoció que para evitar desmanes y prolongados bloqueos, Guerrero cuenta con un operativo en coordinación con el Gobierno federal. Informó que éste fue establecido con Mondragón y Kalb, y en él participarían grupos antimotines y notarios en caso de que sea necesario un desalojo, pero “apegados a un protocolo”.

Al ser cuestionado por Carmen Aristegui sobre una posible represión, Aguirre rechazó este tipo de medidas y dijo que simplemente se trata de “aplicar la ley.

También fue entrevistado en Radio Red, donde dijo: “Tenemos listo un operativo de cerca de cuatro mil antimotines –hasta 4 mil elementos–, en caso de ser necesario tendrán que actuar; si pretenden tomar las instalaciones, oficinas públicas o bien la autopista del Sol o cualquier carretera federal, pues procederemos a actuar de inmediato al desalojo”.

“Tenemos preparado todos los protocolos, hemos pedido la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de la Comisión estatal, tenemos listos los notarios públicos para que den fe de que tanto la Policía Federal como la del estado actuaremos sólo con el uso de antimotines y que en ningún momento se portarán armas de fuego”, recalcó.

Por su parte, Gonzalo Juárez, dirigente de la CETEG señaló que no hubo diálogo y que el Estado está mostrando su lado “represor”.

Refirió, también en entrevista con Carmen Aristegui, que Aguirre no les advirtió que sería rechazada la iniciativa de Reforma Educativa y que ellos piden plazas base y no automáticas.

Advirtió que sí existe la posibilidad de retomar la Autopista del Sol.

El clima de tensión entre ambas partes ha ido en aumento. Apenas ayer miembros de la CETEG rompieron cristales con huevos, palos y piedras en el Congreso de Guerrero, en protesta porque el órgano legislativo se negó a aprobar la contrareforma educativa que había turnado Aguirre.

En respuesta, el Secretario de Gobierno de Guerrero, quien había cedido pagar un mes de salario a los disidentes a pesar de que no habían trabajado, ahora cambió el discurso por uno aparentemente más duro.

Humberto Salgado amagó a los maestros con reactivar las órdenes de aprehensión pendientes, que ya había ofrecido a negociar, por los actos violentos de ayer.

El discurso del Gobierno de Guerrero dio este giro el mismo día en que el Presidente Enrique Peña Nieto, y el Secretario de Educación, Emilio Chuayffet hablaron de no aceptar amenazas o presiones.