‘Tamales de puerco’ se presenta en The New Casa 0101 de Boyle Heights

Obra explora la violencia doméstica y los problemas de las personas sordas
‘Tamales de puerco’ se presenta en The New Casa 0101 de Boyle Heights
Las actrices Cristal González y Miriam Peniche en 'Tamales de puerco'.
Foto: Ed Krieger

Mercedes Floresislas no sabe cocinar y menos hacer tamales. Sin embargo, en la puesta en escena Tamales de puerco no tiene ningún problema de meter las manos en la masa para preparar y vender los tamales de puerco que le dan el sustento para mantener a sus tres hijos, uno de ellos sordomudo que desea ser actor.

“En la vida real, no sé preparar tamales”, cuenta vía telefónica a ¡holaLA! Floresislas, autora de la citada obra de teatro, que de hoy al 28 de abril se presenta en el tablado del Nuevo Teatro Casa 0101, en Boyle Heights. “Pero decidí que mi personaje [que lleva el nombre de Norma Morales y es encarnado por la actriz Cristal González] fuera una tamalera, como tantas mujeres latinas mexicanas (u de otras nacionalidades) resultan siéndolo cuando deciden liberarse de un marido o compañero abusador”.

Tamales de puerco se presentó por primera vez hace cuatro años en teatro Little Casa 0101, como un workshow que impactó y que, por su contenido social, fue montado al año siguiente en el teatro de la Universidad Estatal de California en Northridge (CSUN).

La originaria de Guadalajara, México. y residente de Los Ángeles desde hace 25 años, explica que la musa de inspiración para escribir Tamales de puerco fue su vida personal como víctima de la violencia doméstica y madre de un niño con limitaciones auditivas y del habla, que “cree que por ser sordo no podrá llegar a ser actor, como uno de sus tíos que admira mucho”.

La trabajadora social dice que de estos asuntos —la violencia doméstica y las barreras que afrontan la población sorda de Los Ángeles— poco se habla en la comunidad latina y, debido a ello, se le despertó el afán de exponerlos en su obra.

“Manejo muy bien estos temas tras conocer las tristes historias de mis clientes que viven en el aislamiento lingüístico dentro de sus propias casas porque sus padres no aprenden el lenguaje de las señas”, ahonda la escritora de 40 años de edad.

Es así que, con Tamales de puerco Floresislas, quiere decirle a los padres con niños sordos que tienen que aprender el lenguaje de las señas por el bien de sus propios hijos, quienes “son como cualquier otra persona”. También quiere decirle a las víctimas de la violencia doméstica que “no tengan miedo de quedarse solas a cargo de sus hijos cuando deciden salir de una relación tormentosa”.

La obra, dirigida en esta ocasión por Edward Padilla (Trío Los Machos, 2012), se presenta con un elenco de 14 artistas, dentro de los cuales está incluida la misma Floresislas quien interpreta pequeños papeles.

“En un momento de la obra, comparto el escenario con mi hijo sordo, Michael Anthony Martínez-Islas, quien hoy tiene 17 años de edad”, cuenta emocionada la guionista. El joven está identificado con el nombre de Mauricio Morales en la obra y es representado por dos actores.

Cristal González, quien encarna a Mercedes Floresislas, comenta que no dudó en unirse a la obra porque ella también fue “víctima de la violencia doméstica”.

“Tamales de puerco ha sido todo un reto actoral para mí”, dice la actriz de 26 años de edad nacida en Watsonville, California. “No solo porque he tenido que controlar mis emociones para interpretar a Norma Morales y no acordarme de mi propia historia de violencia doméstica, sino porque tuve que aprenderme muchos diálogos en el lenguaje de señas”.

[Tamales de puerco] es una obra educativa que le habla directamente a la mujer, a la comunidad y a nuestra cultura sobre dos temas de los que se necesita tanto saber”, concluye González, quien ha actuado en varias ocasiones en obras puestas por el Teatro Campesino de Luis Valdez.

González es también guionista de la obra La sombra, que habla sobre la violencia doméstica dentro de las parejas jóvenes de novios.