Vecinos de Long Island celebran mientras el ICE calla

Vecinos de Long Island celebran mientras el ICE calla
Los residentes de Long Island se mantuvieron en pie de lucha.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — Activistas de Long Island que llevan años denunciando las redadas ilegales de inmigración que ocurrieron en la región, recibieron el histórico acuerdo judicial con euforia.

“Es una grandísima alegría para todos nosotros”, dijo Luis Valenzuela, vocero de Long Island Immigrant Alliance. “Aquellas redadas se realizaron solamente para capturar a inmigrantes latinos, con la excusa de perseguir a pandilleros, y no les importaba si aterrorizaban a las familias, muchas de ellas con niños pequeños”.

Nadia Marín-Molina también siguió de cerca los casos y conoció a varias de las víctimas cuando trabajaba para el Centro de Derechos Laborales. También mostró su satisfacción por esta victoria, pero sigue lamentando las heridas que se abrieron entre la comunidad por culpa de aquellas redadas.

“La manera en la que el Servicio de Inmigración violó los derechos de los inmigrantes causó mucho temor en la comunidad latina de Long Island”, aseguró Marín-Molina. “Muchos latinos se cerraron completamente en sí mismos a causa de ellas, dejaron de abrir las puertas de sus casas y se negaban a ir a la Policía a presentar denuncias, aunque les pasara algo grave”.

Patrick Young, miembro de la campaña de comunicación sobre inmigración Long Island Wins, indicó que “el 80% de los inmigrantes que detuvieron no eran miembros de pandillas”.

ICE, a través de su vocero, Brian P. Hale, dijo que estaban al tanto del acuerdo judicial, pero declinaban hacer cualquier comentario al respecto.