BREVES DEPORTIVAS

BREVES DEPORTIVAS
Pablo Sandoval se tira para realizar la mejor jugada del partido de ayer.
Foto: AP

Barry Zito salvó la temporada de San Francisco al vencer a los Cardenales en la serie de campeonato de la Liga Nacional en otoño pasado, y de nuevo consiguió una importante victoria por 1-0 sobre San Luis, en la celebración de los Gigantes por su título de la Serie Mundial en su debut en el AT&T Park.

Zito superó en duelo desde la lomita a Jake Westbrook en su primer partido de la campaña.

El zurdo también pegó un toque de sacrificio que propició la única carrera en el cuarto episodio, cuando el puertorriqueño Ángel Pagán negoció un boleto con las bases llenas.

El experimentado lanzador mexicano Luis Ignacio Ayala, se apuntó ayer su primer triunfo de esta recién nacida temporada, al guiar anoche a los Orioles de Baltimore a un triunfo por pizarra de 9-5 sobre los Mellizos de Minnesota.

En el Oriole Park de Camden Yards en Baltimore, el “Chicote” Ayala (1-0) logró un gran relevo por espacio de un capítulo y dos tercios, en los que recibió sólo dos hits y además recetó un ponche, para salir con el brazo en alto.

Ayala hizo ayer 30 lanzamientos, 19 de ellos por la zona de strike y se enfrentó con buenas cuentas a siete rivales, uno de ellos retirado con ponche.

En el partido del jueves, otro mexicano, Miguel González, también le dio otro triunfo a Orioles.

Sergio “Checo” Pérez, piloto mexicano de la escudería McLaren, dijo que hay “mucho trabajo que hacer para que el monoplaza MP4-28, tenga un mayor rendimiento y sea más consistente”, en la próxima carrera del Gran Premio de China.

“Sabemos que tuvimos poco rendimiento en las anteriores carreras [Australia y Malasia], pero el equipo y yo nos esforzamos en las modificaciones que necesitamos, para hacer el rendimiento del coche más consistente”.

“Para mí ha sido increíble, ver cómo se ha transformado el auto y el desempeño que realizó el equipo McLaren, para realizar estas modificaciones”, indicó Pérez.

El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) criticó ayer el silencio del COI ante sus cuestionamientos a la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA) por tener exclusividad en los Juegos Olímpicos y el derecho a organizar una competición profesional.

“El Sr. Rogge y el COI no han dado al CMB siquiera la cortesía de una respuesta”, dijo el Consejo Mundial en un comunicado en el que pide al máximo rector del olimpismo decir si respalda a la AIBA, que promueve el torneo profesional la Serie Mundial de Boxeo.

El CMB, con sede en México ha sido un severo crítico de la AIBA por considerar que con sus acciones intenta establecer un monopolio comercial y tener conductas discriminatorias con peleadores que no son sus afiliados. El CMB exige que todos los boxeadores deben tener la oportunidad de ir a los Juegos sin importar a qué organismo pertenecen.

Brendon Ayanbadejo, exjugador de los Cuervos de Baltimore y defensor de los derechos de los homosexuales, declaró a The Baltimore Sun que cuatro jugadores de la NFL están considerando la posibilidad de “salir del clóset”.

“Creo que ocurrirá más pronto de lo que piensan”, declaró Ayanbadejo.

“Estamos en conversaciones con varios de ellos que lo están considerando. Hay hasta cuatro con los que estamos hablando y que se están tratando de organizar para salir el mismo día juntos. Tendría un efecto fuerte y le restaría presión a una persona aislada. Sería un día monumental si son varios”, añadió.

Mike Miller anotó 26 puntos por primera vez en esta temporada y el Heat de Miami venció anoche por 89-79 a los Bobcats de Charlotte.

El caliente elenco de Miami ganó a pesar de jugar sin estrellas LeBron James, Dwyane Wade y Ray Allen, que se recupera de sendas lesiones.

Chris Bosh contribuyó con 18 puntos y ocho rebotes, y Rashard Lewis agregó 14 puntos para Miami, que mejoró a 3-2 desde Chicago rompió su racha de 27 victorias.

Por primera vez en el año, Rory McIlroy está en la batalla por el título de un torneo.

El mejor golf del norirlandés reapareció en el momento preciso, una semana antes del Masters, primer “Major” del año, en el Valero Texas Open, donde con un 67, cinco menos del par de campo, se puso tres golpes atrás del puntero del certamen.

McIlroy jugó sólido y su marcador pudo haber sido más bajo, pero dos bogeys no se lo permitieron en una de sus grandes jornadas.