Checos lideran 2-0

Resto de juegos de Copa Davis dividen en honores
Checos lideran 2-0
Jan Hajek realiza un saque sobre Mikhail Kukushkin.
Foto: AP

Solo el equipo de la República Checa logró llevarse los dos primeros puntos en juego en la jornada inicial de los cuartos de final del grupo mundial de la Copa Davis de tenis, mientras que el resto de los enfrentamientos finalizaron con reparto de triunfos.

Jan Hajek, primero, y Lukas Rosol, después, dieron al equipo checo sus dos primeros puntos con sendas victorias ayer ante los kazakos Mijail Kukishkin por 6-3, 6-2 y 6-4 y Andrey Golubev por 4-6, 6-4, 6-2 y 7-6 (6), respectivamente.

En Buenos Aires, Argentina y Francia se repartieron los puntos en una intensa jornada que comenzó con el duelo que mantuvieron Carlos Berlocq y el francés Jo Wilfried Tsonga, con victoria de este último por 4-6, 6-2, 6-3, 5-7 y 6-2 en tres horas y 53′ de un partido que mantuvo la emoción hasta el final.

Juan Mónaco tuvo que acudir en auxilio del equipo argentino para igualar la contienda al imponerse al galo Gilles Simon por 7-6 (2), 6-2 y 6-4 en un encuentro con tienes mucho menos dramáticos que el primero.

En Boise, en el estado de Idaho, Estados Unidos y Serbia se repartieron los puntos en juego.

Así, el actual número uno del mundo Novak Djokovic cumplió con los pronósticos y dio el primer punto a su equipo al vencer al estadounidense John Isner por 7-6 (5), 6-2 y 7-5.

En el siguiente partido Sam Querrey devolvió la igualdad al marcador con un trabajada victoria sobre Viktor Troicki por 7-6 (1), 3-6, 4-6, 6-2 y 6-4, lo que deja la eliminatoria en el aire.

Canadá e Italia también mantienen las espadas en todo lo alto tras finalizar la primera jornada con reparto de puntos.

El día comenzó con el duelo que mantuvieron el italiano Andreas Seppi y el canadiense Vasek Pospisil con victoria del primero en un maratoniano partido de cinco sets que llevó a ambos jugadores al borde de la extenuación tras más de tres horas de lucha y que dejó en el marcador un 5-7, 4-6, 6-4, 6-3 y 6-3 para Italia.

Tras este varapalo el equipo canadiense no podía dejar escapar un punto que hubiera puesto la eliminatoria muy cuesta arriba para su interés.

La difícil tarea cayó sobre Milos Raonic, quien no defraudó a los numerosos seguidores que se dieron cita en el Thunderbird Sports Center de Vancouver y venció al italiano Fabio Fognini por 6-4, 7-6 (4) y 7-5.

Mientras, decepción, es la palabra con la que se puede definir la pobre actuación de México, la cual fue barrida por El Salvador, quien se adjudicó los dos primeros puntos de la serie y tiene ya medio boleto a la final, por el ascenso al Grupo 1, de la Zona Americana.