El Bayern Múnich se asegura su 23 título de campeón con seis semanas de anticipo

Berlín, 6 abril (EFE).- El Bayern Múnich se aseguró hoy el título de la liga alemana de fútbol al derrotar al Eintracht de Fráncfort (0-1) en la jornada 28, lo que le da matemáticamente su 23 trofeo de campeón alemán. Berlín, 6 abr (EFE).- El centrocampista español Javi Martínez destacó lo "emocionante" que es para él haber ganado con el Bayern Múnich el título de la Bundesliga. Berlín, 6 abr (EFE).- El Bayern Múnich se ha asegurado hoy su vigésimo tercer título de la Bundesliga, tal vez el más deseado por el equipo bávaro en los últimos tiempos después de dos temporadas de ayuno en las que su hegemonía estuvo amenazada por el Borussia Dortmund.
El Bayern Múnich se asegura su 23 título de campeón con seis semanas de anticipo
Los jugadores del Bayern Múnich celebran la victoria y el título de la Bundesliga que han conseguido hoy tras finalizar el choque entre el Eintracht Frankfurt y el Bayern Múnich en el Commerzbank Arena de Fránkfurt Main. EFE

Berlín, 6 abril (EFE).- El Bayern Múnich se aseguró hoy el título de la liga alemana de fútbol al derrotar al Eintracht de Fráncfort (0-1) en la jornada 28, lo que le da matemáticamente su 23 trofeo de campeón alemán.

Berlín, 6 abr (EFE).- El centrocampista español Javi Martínez destacó lo “emocionante” que es para él haber ganado con el Bayern Múnich el título de la Bundesliga.

Berlín, 6 abr (EFE).- El Bayern Múnich se ha asegurado hoy su vigésimo tercer título de la Bundesliga, tal vez el más deseado por el equipo bávaro en los últimos tiempos después de dos temporadas de ayuno en las que su hegemonía estuvo amenazada por el Borussia Dortmund.

A falta de seis partidos para el fin de la temporada, la victoria convierte en inalcanzable al equipo de Jupp Heynckes -y futuro conjunto del extécnico del Barcelona Pep Guardiola- para el segundo de la clasificación, el aún vigente campeón Borussia Dortmund.

“Wir sind Deutscher Meister! (¡Somos los campeones alemanes!)”, escribió Martínez en ‘twitter’, en alemán, tras ganar su equipo por 0-1 al Eintracht de Fráncfort y asegurarse su vigésimo tercer título liguero a falta de seis jornadas para el final del torneo.

La historia de la conquista de esta Bundesliga pudo empezar después de la final de la Copa de Alemania de la pasada campaña, en la que el Dortmund prácticamente pasó por encima del Bayern y le derrotó por 5-2.

Se trata del título de la Bundesliga más tempranero, en 50 años de historia, que coincide con una semana clave para los bávaros, tras poner un pie en semifinales de la Champions, con su victoria por 0-2 en el partido de ida contra la Juventus de Turín.

“Es emocionante celebrar mi primer título de liga con mis compañeros. Son increíbles. Gracias a toda la afición por su apoyo”, apuntó en inglés en un mensaje posterior.

Tras aquel partido, el presidente del consejo directivo del club bávaro, Karl-Heinz Rummenigge, reconoció que había un equipo que en aquel momento era superior al Bayern en Alemania.

Los de Heynckes esperan rematar la jugada en el partido de vuelta, el martes, y aspiran por supuesto al triplete, con la Copa de Alemania.

Javi Martínez cumple su primera temporada en el equipo alemán, al que llegó procedente del Athletic de Bilbao por 40 millones de traspaso, una cifra récord en la historia de la Bundesliga.

El Bayern empezó a trabajar de inmediato y fichó al central brasileño Boafim Dante y al centrocampista Javi Martínez.

A Guardiola le esperan unos cuantos desafíos cuando tome las riendas del Bayern en julio, a pesar de que la victoria de hoy no fue holgada, sino debida a un único gol de Bastian Schweinsteiger, en el minuto 52, más mucho trabajo en portería, para Manuel Neuer.

El fichaje del español fue muy discutido por su precio, 40 millones de euros, que marcó un récord en la historia de la Bundesliga.

Los bávaros tuvieron una buena ocasión de gol en la primera parte, al lanzar un penalti Alaba en el minuto 27, tras una falta a su compañero de filas Thomas Müller, pero falló.

El entrenador, Jupp Heynckes, fue quien recomendó el fichaje de Javi Martínez.

Por el contrario, el perseguidor, Borussia Dortmund, coronó un partido con cuatro goles frente al Augsburgo, que consolidan su buena racha ante el próximo partido de la Champions frente al Málaga.

La apuesta por el español tenía dos explicaciones. Por un lado, lo que también justificó el fichaje de Dante, el Bayern necesitaba más estabilidad defensiva. Además, estaba claro que Bastian Schweinsteiger necesitaba un ‘guardaespaldas’ para poder desarrollar todo su talento ofensivo.

Fue un partido con sorpresas frente a su teórico rival inferior, con un Dortmund abriendo el marcador en la primera parte, pero que después encajó del Augsburgo dos goles en dos minutos, obra de Baier, en el minuto 43, más luego Voigt, en el 45.

Heynckes, que será relevado al final de la presente temporada por Josep Guardiola, se hizo cargo del equipo en sustitución de Louis van Gaal, con quien el Bayern había llevado la obsesión por la posesión de la pelota hasta el absurdo.

Se fueron así al descanso los de Jürgen Kopp con el marcador favorable a las aspiraciones del Bayern, ya que una derrota del Dortmund implicaba el título para los bávaros incluso si no rompía el 0-0.

Contra el Dortmund en aquella temporada, el Bayern perdió dos partidos teniendo casi el setenta por ciento de posesión del balón, pero sin lograr disparar casi nunca a la portería contraria.

Pero de regreso Schweinsteiger abrió el marcador en el minuto 52, el mismo en que Dortmund lograba el segundo gol de Schieber.

Heynckes asumió la herencia de Van Gaal sin proponerse grandes revoluciones. La idea de dominar la posesión del balón siguió viva, pero agregó verticalidad y dio más libertad creativa a los jugadores, algo que en la época del holandés sólo podían permitirse Franck Ribéry y Arjen Robben.

Heynckes hizo entrar ahí a Franck Ribéry por Arje Robben y a Luiz Gustavo por Thomas Müller, como demostrando que no dejaría a ninguna de sus estrellas en el banquillo.

En la primera de temporada de Heynckes la propuesta no fue suficiente para alcanzar los objetivos, en buena parte por los problemas defensivos, que se propuso corregir en la presente.

El Dortmund colocó el tercer gol, obra de Subobic y, ya en el tiempo de descuento, Lewandowski redondeó la labor con un cuarto tanto, mientras los del Bayern festejaban la ensaladera de campeón que regresará al club, formalmente, al final de la temporada.

En ello puso todo su empeño y, además, los jugadores se han mostrado en la presente campaña más hambrientos que nunca.

Mientras la atención, en la cumbre de la tabla, iba de un marcador al otro, en la zona de descenso había por lo menos un rostro alegre, el del nuevo técnico del Hoffenheim, Markus Gisdol.

Su ansia pareció parcialmente saciada después de los cuartos de final de la Copa de Alemania, cuando el Bayern derrotó al Dortmund y celebró el triunfo como si de un título se tratase.

El equipo despidió a su antecesor, Marco Kurz, esta misma semana y en el primer partido con Gisdol, disputado el viernes, el Hoffenheim ganó por 3-0 a Fortuna Düsseldorf, lo que mantiene abiertas sus opciones de salvación.

Después vino un bajón, no en los resultados pero sí en el juego, pero el equipo reaccionó y volvió a mostrar su mejor versión.

Ahora, la tarea de Heynckes será mantener la convicción en el grupo de que el trabajo no ha terminado. Quedan dos títulos en disputa, la Copa de Alemania y la Liga de Campeones -en la que fue finalista en 2012-, y en una temporada como ésta el Bayern tiene que aspirar a ellos.