Reina la seguridad en la ciudad

Villaraigosa dice que la delincuencia ha bajado durante su gobierno
Reina la seguridad en la ciudad
El alcalde Antonio Villaraigosa junto al jefe de LAPD, Charlie Beck, en el acto en el que habló de los logros en seguridad.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

A menos de tres meses de que deje el cargo como alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa presumió ayer la reducción en la criminalidad que ha tenido la ciudad en sus ocho años de administración.

En sus dos términos, apuntó Villaraigosa, la ciudad tuvo una reducción del 49% en la totalidad de crímenes violentos: homicidios, violaciones, robos y asaltos agravados, al comparar los tres primeros meses de 2005 y 2013.

“Somos la ciudad más segura de las grandes urbes del país”, alardeó el alcalde..

La tarea de combatir la delincuencia ha sido más efectiva en la reducción de la actividad pandilleril, renglón en el que de 2005 a 2013 (enero a marzo) hubo una disminución de 55.3% en cuanto a delitos en general relacionados con las pandillas.

Con relación a homicidios cometidos por pandilleros en los tres primeros meses del año, la reducción ha sido del 66.7% en comparación a hace ocho años.

Las estadísticas del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) indican que el número de homicidios en general cayó de 488 que se cometieron en el 2005 a 298 registrados en el 2012, una reducción del 39%.

En los primeros tres meses de este 2013, se registraron 29 asesinatos, cifra que refleja una tendencia a romper el récord histórico de 2010, cuando hubo 293 homicidios.

El número más alto de asesinatos por año que ha tenido la ciudad en su historia fue en 1995, cuando se contabilizaron 849 homicidios.

“Debido al crecimiento de la corporación, con la contratación de más policías, nos hemos enfocado a la reducción de pandillas y desarrollo juvenil”, comentó Villaraigosa.

A los dos canditados que están en contienda para sucederlo, Wendy Greuel y Eric Garcetti, el alcalde les pidió que hagan de la seguridad pública su prioridad.número uno, evitar recortes en la corporación policíaca y apoyar los programas antipandillas.

En los ocho años de Villaraigosa como alcalde el LAPD creció en 739 el número de policías, pasando de los 9,284 había en 2005 a 10,023 agentes que existen actualmente.

El jefe del LAPD, Charlie Beck, calificó de “sorprendente” la reducción en la delincuencia que demuestran las estadísticas.

Si alguien le hubiera dicho hace ocho que la ciudad iba a reducir su criminalidad a la mitad, el jefe Beck dijo que no lo hubiera creído.

“Es una gran historia para Los Ángeles”, mencionó el jefe policíaco. “No hay otra gran ciudad en Estados Unidos que pueda hacer estas afirmaciones. Los invito a ir a Chicago, Nueva York o Houston, a ver si pueden encontrar encontrar un esfuerzo similar. No lo verán”.

Los tiroteos, indicó, se han reducido dramáticamente en la ciudad. En el 2005 hubo 2,331 víctimas de bala, mientras que en el 2012 bajó a 1,187.

Recordó que Los Ángeles es reconocida por la violencia de sus pandillas, sin embargo en los últimos ocho años la totalidad de crímenes cometidos por pandilleros se redujo en 66.7%.

Villaraigosa reconoció el trabajo realizado por los policías locales en colaboración con agencias del orden federal, así como del encargado del programa de reducción de pandillas y desarrollo juvenil, Guillermo Céspedes.

El programa Summer Night Lights, agregó el alcalde, ha sido uno de los más existosos para reducir la violencia en los alrededores de los parques públicos y en los vecindarios más afectados por la delincuencia.