Estadio brasileño del Mundial se estrena con una goleada en un torneo regional

Sao Paulo, 7 abr (EFE).- El Vitoria venció hoy por un contundente 5-1 al Bahía en la cuarta jornada de la segunda fase del campeonato regional, partido que supuso el estreno del estadio reformado Arena Fonte Nova, de la ciudad de Salvador, uno de los doce escenarios del Mundial de 2014.

Sao Paulo, 7 abr (EFE).- El Vitoria venció hoy por un contundente 5-1 al Bahía en la cuarta jornada de la segunda fase del campeonato regional, partido que supuso el estreno del estadio reformado Arena Fonte Nova, de la ciudad de Salvador, uno de los doce escenarios del Mundial de 2014.

Tras un primer tiempo equilibrado en el que el Vitoria inauguró el marcador con un tanto anotado por Renato Cajá desde el punto de penalti, el clásico regional se convirtió en un infierno para el Bahía.

Después del descanso, el Vitoria regresó embalado y en apenas once minutos ya ganaba por 3-0 a su rival.

Al bello gol de Renato Cajá se sumaron los tantos de Maxi Biancucchi, Michel, Vânder y Escudero a favor de un Vitoria que hoy humilló a los locales.

El Bahía se tuvo que conformar con el tanto solitario de honor anotado por Zé Roberto.

Antes del partido, el Arena Fonte Nova, que fue inaugurado oficialmente el viernes por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, celebró una auténtica fiesta que contó con las actuaciones de dos de las grandes musas de la música bahiana: Ivete Sangallo y Claudia Leitte.

El Arena Fonte Nova, que en junio próximo recibirá tres partidos de la Copa Confederaciones y en 2014 será sede de seis encuentros del Mundial, tiene capacidad para 50.000 personas, noventa palcos para invitados especiales, un restaurante panorámico y 2.000 plazas de estacionamiento.

Fue construido en dos años y medio a un coste de 591,7 millones de reales (295,8 millones de dólares) y es el tercero ya concluido de los doce estadios previstos para el Mundial de 2014.

Hasta ahora, han sido inaugurados los estadios Castelão, de Fortaleza, y Mineirão, de Belo Horizonte, y este mismo mes se prevé que serán entregados el nuevo Maracaná, de Río de Janeiro, y el Mané Garrincha o Nacional, de Brasilia.