Clippers de antología

Triunfo sobre Lakers los lleva a ganar la División y a barrer 4-0 a sus vecinos
Clippers de antología

Los Clippers de Los Ángeles vivieron ayer una jornada histórica al alzarse por primera vez con el título en la división Pacífico tras superar por 109-95 sus vecinos Lakers, equipo al que han batido las cuatro veces que se han medido durante la fase regular, algo que no ocurría desde 1975.

Los Clippers jamás habían alcanzado esa proeza desde que Donald Sterling comprara el equipo en 1981. Lo consiguieron como los Braves de Búfalo en la campaña 1974-75.

El equipo de Vinny del Negro contó con unos espectaculares Chris Paul (24 puntos y 12 asistencias) y Blake Griffin (24 tantos y 12 rebotes), mientras que por los Lakers destacaron un fatigado Kobe Bryant (25 puntos, 10 asistencias y 7 rebotes en 47 minutos) y Dwight Howard (25 tantos y 4 tapones). Pau Gasol aportó 12 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias.

La salida en tromba de Lakers (1-8), haciendo gala de su renovada circulación de balón y acertados desde el perímetro gracias a Bryant y Steve Blake, se topó con la imparable pareja formada por Paul y Griffin, que comenzó a recortar distancias en pleno intercambio de triples por parte de Earl Clark, Matt Barnes y Jamal Crawford.

La entrada del cuadro de banca y la relajación en defensa de los oro-púrpura (parcial de 12-2) propició el cambio de liderato y, gracias a un motivado e inspirado Barnes, los de Vinny del Negro se fueron por delante 30-25 al término del primer cuarto.

Los Clippers consiguieron entonces un pequeño colchón (41-32) que su rival hizo desaparecer merced a la afinada muñeca desde la personal de Howard, quien gozó de buenos minutos en ataque, incluido a pase de un Bryant tan generoso —alcanzó la cifra de 9 asistencias antes del descanso.

Sin embargo, un triple de Caron Butler dejó el resultado en 56-49 en el intermedio.

Los Lakers necesitaban los puntos de su estrella, contener la velocidad de su contrincante y recuperar el dominio en el rebote, pero ninguna de esas claves se dio en el arranque de la segunda mitad, donde llegaron a ir 14 abajo (69-55) tras otro lanzamiento exterior de Butler.

Bryant, sin duda, acusaba el cansancio acumulado en los tres choques anteriores, donde disputó 138 de los 144 minutos.

Ayer jugó 47 minutos seguidos y descansó unos segundos cuando el choque ya estaba decidido.

La defensa de los de Mike D’Antoni mejoró —brillante Howard con tapones a diestro y siniestro—, pero cerrar el rebote parecía una misión imposible (36-26).

Con 82-70 a falta de un cuarto, todo parecía muy dirigido a la victoria local y a pesar de los esfuerzos visitantes, los oro-púrpura sólo pudieron dejar la desventaja en 97-87 a falta de 4 minutos.

Entonces aparecieron Paul y Griffin para poner el broche que el público rindiera pleitesía de pie a sus ídolos.

El Jazz, que ganó anoche, se colocó medio partido arriba de los Lakers de Los Angeles, en el octavo lugar del Oeste.

?>