Hernán Rivera lanza perfume ‘único’

El maquillador hispano Hernán Rivera incursiona ahora en el mundo de las fragancias.
Hernán Rivera lanza perfume ‘único’
Hernán Rivera prepara el lanzamiento de un perfume que llamará Greed (Codicia).
Foto: EFE

CHICAGO, Illinois.— El hispano Hernán Rivera prepara el lanzamiento de un perfume que competirá con las fragancias de artistas y diseñadores famosos, después de hacer carrera como maquillador y de lanzar con éxito su propia línea de cosméticos.

El perfume se llamará Greed (Codicia), que es uno de los pecados originales, siguiendo la línea original de sus creaciones en maquillaje que Rivera bautizó Sin (Pecado). “Es un pecado estar sin él, es un perfume único”, dijo en entrevista.

A los 28 años de edad, este joven emprendedor nacido y criado en Chicago, dijo estar listo para seguir creciendo con la apertura de nuevos mercados para sus productos en Estados Unidos y en México, a partir de Jalisco y Durango, que es la tierra de sus padres.

Rivera, que es licenciado en administración de empresas e ingeniería textil, sabe que tendrá que competir en el mercado con las fragancias de artistas como Antonio Banderas y Paloma Picasso, o la diseñadora Carolina Herrera.

“Pero mi perfume es único. Cuando la gente lo huele no lo puede describir”, dijo sobre el resultado de su trabajo con un experto en la mezcla de diferentes esencias para dar con “olores que realmente me gustan y son mi personalidad”.

Adelantó que su producto será un perfume para mujeres y hombres y con precio razonable, buscando atender los reclamos de sus clientas que “quieren productos de calidad y a precios más accesibles”.

Antes de ser maquillador, Rivera experimentó con la pintura en tela usando acrílicos y aceite, al punto de que en sus años de estudiante universitario hizo varias muestras.

El próximo paso fue pasar de la tela al maquillaje femenino, “algo que me resultó muy natural”. En ese momento había comenzado su primer empleo como vendedor de productos cosméticos de una línea muy prestigiosa en una tienda por departamentos de Chicago.

Un año y medio después dejó la tienda y comenzó a trabajar como maquillador de la línea de cosméticos en eventos por todo el Medio Oeste, además de ser director de maquillaje de la Semana de la Moda Latina de Chicago.

El artista recordó que con el éxito profesional comenzaron a llegar ofertas para radicarse en otras ciudades del país, “y fue ahí que decidí ponerme las pilas y tratar de hacer algo que me apasionara y me permitiera ganarme la vida en Chicago”.

La idea de una línea propia de cosméticos “la tuve durante un sueño”, dijo, y aunque sus allegados cuestionaron sus posibilidades de éxito, “en 2009 me lancé con mi negocio propio”.

Con los cosméticos también se asoció con un experto que prepara “los productos que pido con pigmentos especiales, lo que busco para mis colecciones, y me envía las muestras para probar”, dijo.

Rivera apuntó primero a las mujeres latinas que eran mayoría entre sus clientas cuando era empleado de la tienda por departamentos. “Siempre decían que los productos que ofrecía eran muy caros, que necesitaban calidad y precios razonables. Con esa base me lancé a competir con Sin y será igual con el perfume”, afirmó.

La venta se hace en salones de belleza y boutiques, con un enfoque nuevo de distribución que le permitirá ir abriendo mercados.