Breves

Breves
Miembros del escuadrón de bombas y materiales peligrosos neu- traliza una botella en la casa del suicida, en Costa Mesa.
Foto: AP

Expertos en explosivos revisaban ayer el domicilio donde un hombre se suicidó accionando un artefacto y localizaron otro explosivo en el interior de la vivienda, ubicada a unos 130 kilómetros al norte de San Diego.

Según las primeras investigaciones, el hombre salió de su casa de Costa Mesa la noche del domingo, cayó en el jardín frontal del domicilio y luego de rechazar ayuda de los vecinos activó el explosivo, informó el alguacil del condado de Orange.

El escuadrón de bombas y materiales peligrosos del alguacil buscaba la forma de detonar ese artefacto sin causa daños mientras continuaban la búsqueda.

El alguacil ordenó evacuar los domicilios cercanos al que habitaba el hombre que se suicidó.

Una vecina del suicida, Laurie Raphoon, le dijo en entrevista a una televisora de San Diego que el hombre estaba tirado en el jardín el domingo al anochecer y rechazó ofrecimientos de vecinos de llevarlo a un hospital o de llamar a una ambulancia.

Un ciudadano estadunidense denunció ayer que agentes fronterizos de la garita de San Ysidro le propinaron una golpiza que resultó en su hospitalización por intentar cambiarse a la fila por la que peatones avanzaban más rápido para cruzar la frontera.

Francisco Antonio González, de 35 años de edad, mostró a la prensa su párpado izquierdo con puntadas, la barba partida, un mentón amoratado, y un dedo de la mano derecha fracturado.

En conferencia de prensa dijo que el sábado pasado, al cruzar de Tijuana a San Diego, se formó en una fila que avanzaba más rápido que otras en la zona de ingreso de peatones a Estados Unidos y un oficial de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) le ordenó cambiar de fila.

“Le pregunté que por qué no podía quedarme en esa fila, si yo quería cruzar rápido y las otras iban muy lentas, dijo que porque él lo ordenaba”, y ante su insistencia, el agente lo agarró de los brazos y comenzó a empujarlo y llamó refuerzos.

González, empleado de tiempo parcial en el periódico The San Diego Union Tribune, dijo que recuerda que caía al suelo en la garita pero perdió el conocimiento y no sabe cómo fue o porqué se desmayó.

Investigadores del Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) arrestaron a Sandra Luz Davey Higuera, de 61 años, y a Eloy González, de 68, en Los Ángeles el pasado 3 de abril . Ambos enfrentan varios cargos en conexión con la fabricación de documentos fraudulentos de identificación y también por falsificación de sellos estatales y federales.