Compton sale hoy a elegir funcionarios (fotos)

Candidatos latinos tienen difícil contienda electoral en Compton mientras intentan cambiar la historia
Compton sale hoy a elegir funcionarios (fotos)
Roberto Carrillo, ingeniero mecánico de 59 años.
Foto: Suministrada

Los conflictos internos, la fuerza de los grupos en el poder, la apatía de los votantes latinos y un presunto atentado a una candidata hispana parecen ser las barreras más grandes para que en la elección de este 16 de abril un latino entre por primera vez al Concejo de Compton.

Los cinco hispanos que compiten por dos distritos —en manos de los afroamericanos— tienen una oportunidad de oro para triunfar en las urnas, luego de que se reformara el sistema electoral de esa ciudad. Ahora la elección se conducirá por distritos (un hecho sin precedentes), como en Los Ángeles.

Pero no la tienen fácil. Todas las oficinas en juego son defendidas por sus titulares y, según algunos candidatos latinos, estos y sus simpatizantes han emprendido una guerra sucia contra ellos. A esto se suman los pleitos entre hispanos, sabedores de las nuevas posibilidades.

“Al día siguiente que pagué los 2,500 dólares para convertirme en candidato lo primero que escuché de la gente que está compitiendo conmigo fue: ‘No necesitamos espaldas mojadas en el Concejo’, ‘Los latinos no van a votar por ti’, ‘Sigue cortando el césped’”, cuenta Isaac Galván, aspirante al Distrito 2.

Aunque Galván, un pastor de 26 años, sólo identifica a los responsables de estos comentarios como líderes de raza negra, afirma que los ataques a su campaña también vienen de un hispano, Roberto Carrillo, a quien califica como un “títere” que solo se apuntó en la carrera para restarle votos.

Carrillo, un ingeniero mecánico de 59 años, niega las acusaciones y reclama que su rival es un desconocido que no representa plenamente a los latinos. “No va a poder hablar, ni responder por nosotros, porque no piensa como nosotros”, señaló.

Los afroamericanos tienen los nueve puestos más importantes en el gobierno de Compton. Si bien el 65% de su población es latina, esta ventaja se diluye en la división por distritos, bajando incluso al 24.5% del padrón en el Distrito 3, también en juego este martes.

La región donde un hispano tiene más posibilidades de triunfar es el Distrito 2, donde constituyen el 44.4% del electorado. Aunque nada está garantizado.

“No va a ser tan fácil porque [los afroamericanos] siguen manipulando la política”, afirma Carillo, quien en la elección de 2001, antes de la reforma electoral, obtuvo el 16.9% de los sufragios. En esa jornada, cuenta Carrillo, le llovieron amenazas de muerte y acusaciones.

“Me decían que me iban a matar, que me saliera de la contienda, lo mismo que le están haciendo a Yosie”, cuenta refiriéndose a Yosie Reynaga, la candidata al Distrito 3 que denuncia un atentado en su negocio por un pandillero que le habría confesado que un rival político le pagó por hacerlo.

Temerosa, Reynaga, de 55 años, ha decidido no hacer proselitismo. “Desde que pasó eso no me siento bien, me pongo nerviosa cuando se me acerca un extraño”, cuenta.

La estación del Sheriff en Compton ha seguido el caso desde enero, cuando —según ella— iniciaron las amenazas de muerte en su contra. “Tomamos este asunto muy en serio”, dijo el agente A. Leos, quien tomó el reporte por los balazos que perforaron un cristal del salón de belleza de Reynaga.

Para las otras candidatas al Distrito 3, donde el 24.7% del electorado es latino, las cosas no han ido más allá de ver destruidos sus carteles, en el caso de Elizabeth Ramírez, o de recibir acusaciones de ser “títere del alcalde [Eric Perrodin]”, en el caso de Diana Sánchez.

“Al elegir a nuevas personas, que les importe más la comunidad, la ciudad se va a levantar. Necesitamos esperanza”, dice Ramírez, un ama de casa de 38 años, sobre la posibilidad de que entren nuevos líderes.

Por su parte, Sánchez, de 40 años, dice que para ella no importa el color de piel, sino la intención de los gobernantes. “Lo más importante es que seamos su voz [de los residentes], no importa que sean latinos, afroamericanos, asiáticos”, afirma. “Estamos juntos en esto, viajando en las mismas calles, viviendo las mismas condiciones de vida”, añade.

Sólo candidatos de raza negra compiten por los otros cuatro cargos públicos que serán votados este martes en Compton: alcalde, procurador, secretario y tesorero.