Marcha busca abrir puertas

Solalinde llega a LA para apoyar una caravana pro inmigrantes
Marcha busca abrir puertas
El sacerdote Alejandro Solalinde saluda a feligreses tras la misa donde anunció la 'Caravana de la Esperanza'.
Foto: Especial para La Opinión - Leopoldo Peña

La Iglesia Nuestra Señora Reina de Los Ángeles de la Placita Olvera recibió ayer al padre Alejandro Solalinde, religioso y defensor de los derechos de los migrantes, quien se reunió con miembros de distintas organizaciones y celebró una misa al estilo oaxaqueño.

Solalinde llegó a la ciudad para apoyar y ser parte de la caravana “Abriendo Puertas a la esperanza” que saldrá de San Diego el próximo 29 de abril y pasará por Los Ángeles; Phoenix, Arizona; Houston, Dallas y Austin, Texas; Chicago, Illinois y Nueva York, entre otras ciudades, hasta llegar a Washington, D.C.

“Queremos compartir la inauguración de la caravana”, indicó el religioso y fundador del refugio “Hermanos en el Camino” de Ixtepec, Oaxaca, que provee alojamiento, comida y asistencia médica, psicológica y legal a los migrantes de Centro y Sudamérica. “Los del sur [de México] necesitamos ver con los ojos y el corazón de los del norte, y los del norte tienen que abrir sus ojos y corazón a la gente del sur. Necesitamos hacer un cambio que nos beneficie a todos”, indicó.

La caravana es el resultado de la iniciativa de la Coalición Humanitaria Internacional Proinmigrante, una agrupación de organizaciones mexicanas y de derechos humanos. Después de la misa los padres Solalinde y Richard Estrada, de la iglesia de la Placita, se reunieron con la coalición para planear la caravana.

Entre las organizaciones presentes se encontraban la Federación de Clubes Zacatecanos, la Federación Oaxaqueña, el Comité de Madres de Desaparecidos en México, el Comité Pro-Democracia en México, la Organización de Jornaleros y el Comité Proinmigrante de la Placita, entre otros.

Todas las organizaciones se comprometieron a apoyar con lugares para alojamiento, comida y ayuda financiera. Estela Jiménez, de la coalición, recalcó que el trabajo de los líderes de las organizaciones fue enteramente voluntario y que aún necesitan ayuda para encontrar transporte. También se abrió una cuenta bancaria para todos los que quieran colaborar con la caravana.

Los líderes de las distintas organizaciones compartieron consejos y experiencias de caravanas anteriores, como la importancia de establecer una cuenta bancaria única para evitar confusiones y el de no albergar a los participantes en casas particulares, ya que en la caravana del pasado septiembre con Javier Sicilia los vecinos habían llamado a la policía y a agentes de inmigración.

“La caravana es solo un granito de arena en este proceso de la reforma migratoria”, señaló Solalinde. “Hay que cambiar el sistema. La nueva ley migratoria debe ser el comienzo de una nueva relación, un encuentro donde los diferentes grupos se acerquen y puedan dialogar”. El sacerdote dijo que tenía muchas esperanzas. “Llegó el momento de platicar. En todo EE.UU, existe un movimiento de apoyo a la reforma que los mismos congresistas entienden”, indicó.

Felix García, representante de la Coalición, se refirió al problema de migración en México como una cuestión de seguridad nacional. “Es importante denunciar al Gobierno mexicano, que está trabajando con los carteles”, advirtió.

Aquellos interesados en participar o colaborar con la caravana pueden visitar el sitio http://chipmigrante.org.

El sábado 4 de mayo el padre Solalinde y activistas de derechos civiles se reunirán en la Iglesia Metodista de Echo Park para una charla con la comunidad.