rodados al cuadro

rodados al cuadro
Con su muleta, José Reyes observa un juego.
Foto: AP

Los Cachorros de Chicago dieron a conocer ayer los detalles del plan de 500 millones de dólares para renovar el Wrigley Field, su icónico estadio con 99 años de historia.

Esto significaría más juego nocturnos, un nuevo hotel, un nuevo vestuario, extensión en la venta de cervezas, varias mejorías para los aficionados.

También se instalará una pantalla gigante de video que podría desatar una batalla legar con los dueños de las azoteas que pueden perder una entrada financiera, ya que dejará de ver los partidos desde los edificios de la calle de enfrente.

El paracorto dominicano José Reyes no necesitará cirugía para el esguince en el tobillo izquierdo, pero se espera que pierda tres meses, dijo ayer el gerente general de los Azulejos de Toronto, Alex Anthopoulos.

Reyes fue examinado ayer por un especialista en Charlotte, Carolina, y éste le confirmó el diagnóstico de un severo esguince de tobillo. Reyes se lesionó al barrerse en segunda base el viernes en el partido en Kansas City.

Anthopoulos dijo que Reyes estará enyesado durante dos semanas, y luego con una bota para poder caminar otras dos semanas.

El juego que los Rockies de Colorado y los Mets de Nueva York iban a disputar anoche fue pospuesto por una fuerte nevada.

Los equipos ahora protagonizarán una doble cartelera hoy. El primer juego será a las 1:10 de la tarde y el siguiente a las 6:40 p.m.

El terreno de juego del estadio Coors Field de Denver estaba completamente cubierto de nieve previo a la hora fijada para el inicio del partido.

Los Azulejos de Toronto convoncaron ayer a sus filas al derecho dominicano Ramón Ortiz desde el equipo Buffalo su sucursal en la Triple A.

Ortiz, de 39 años de edad, ha recorrido 11 temporadas en Grandes Ligas en las que ha compilado récord de 86-84 y efectividad de 4.93 en 296 partidos (214 aperturas) con los Angels de Anaheim, Rojos, Nacionales, Mellizos, Rockies, Dodgers y Cachorros.