Breves

Breves
El presidente de Perú, Ollanta Humala, viajó a Venezuela para la juramentación de Maduro.
Foto: EFE

El empresario argentino Lázaro Báez negó ayer haber “lavado” 55 millones de euros (unos 71.8 millones de dólares) en sociedad con su amigo, el fallecido expresidente Néstor Kirchner, como aseguró un programa de la televisión local.

Después de cinco días, en los que el tema copó la agenda noticiosa, Báez habló este viernes por primera vez en público y calificó las acusaciones como parte de una “campaña difamatoria” instalada en la opinión pública.

Al leer un comunicado, el empresario rechazó “en forma terminante todos los hechos y afirmaciones calumniosas que se le atribuyen en relación a supuestas operaciones financieras”, denunciadas el domingo pasado en el programa Pensado para Televisión.

Mala digestión

Un ciudadano mexicano fue detenido en el aeropuerto de esta capital luego de que la Policía Aduanera descubrió que en su estómago traía estimativamente unos 100 mil dólares empacados en dedos de guantes de látex, se informó el viernes oficialmente.

“Se le han encontrado a este ciudadano mexicano billetes de 100 dólares, fajos empacados en dedos de guantes de látex y cada uno de esos dedos tiene 500 dólares”, explicó telefónicamente Juan Ricardo Ortega, director de la estatal Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN).

“Parece que se pudo haber tragado hasta 200 dedos de guantes de látex”, observó Ortega, quien en consecuencia calculó que el mexicano pudo haber traído en su estómago hasta 100 mil dólares. “Pero por el momento no se sabe concretamente cuánto se tragó”.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, viajó ayer a Venezuela para asistir a la juramentación en el cargo de Nicolás Maduro, tras encabezar el jueves una reunión de urgencia con los mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Lima, en la que se respaldó el triunfo electoral del venezolano.

Humala partió en un avión de la Fuerza Aérea Peruana junto al ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo.

Según una resolución legislativa, Humala tiene permiso hasta mañana para culminar el viaje.

Dos colombianos, un brasileño y un boliviano fueron detenidos en Bolivia, acusados por la policía de ser los sicarios que perpetraron este mes dos brutales asesinatos en la ciudad oriental de Santa Cruz, informaron ayer fuentes oficiales.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó en esa ciudad sobre las capturas producidas en las últimas horas en el marco de un plan especial que la policía comenzó a ejecutar el jueves para que los sicarios sean detenidos “vivos o muertos”.