TU TECNOLOGÍA: Las redes sociales y el terrorismo, arma de doble filo

Tu Tecnología

Las redes sociales se han convertido en un arma de doble filo, estos medios son conocidos por su poder de diseminar información instantáneamente y su capacidad de amplificar esta información dándole la vuelta al planeta en solo segundos.

Después de los sucesos en Boston estamos comenzando a entender mejor sus usos para bien o para mal.

Una de las herramientas que se utilizaron fue Twitter que al principio mostró su efectividad para mostrar noticias instantáneamente en los minutos justo después de las explosiones pero casi inmediatamente después fue inundado de información irrelevante, indignación y ruido en el medio del pesar y lamento de una nación.

Después de cumplir su función inmediata, Twitter mostró lo difícil que se hace discernir las noticias relevantes cuando miles de personas se lanzaron a la red social para comentar sobre los hechos prácticamente neutralizando su efecto.

Las redes sociales fueron utilizadas para recaudar información de los hechos y para colaborar para tratar de identificar a los sospechosos. Este trabajo en conjunto es llamado crowdsourcing, donde una multitud de desconocidos colaboran en un proyecto común. Este fenómeno tiene sus ventajas y desventajas.

Con cientos y hasta miles de fotos tomadas en teléfonos inteligentes y cámaras fotográficas y de vigilancia, el FBI tuvo que lidiar potencialmente con miles de imagines para identificar a los hermanos sospechosos Tsarnaev.

Las redes sociales mostraron en estas circunstancias que son caóticas pero pueden ser efectivas para la colaboración. Por ejemplo, tan pronto como las autoridades revelaron las fotos de los sospechosos, los medios sociales amplificaron el mensaje llegándole a millones de personas para que estuvieran alertas y esto es bueno.

El problema pasa cuando un grupo de personas trata de hacer el trabajo de las autoridades. Tan pronto como se dieron a conocer las fotos de los sospechosos, un ejército de personas comenzaron a buscar en el internet para tratar de identificarlos pero en varios casos acusaron a personas inocentes.

Es difícil darse cuenta de las consecuencias de un simple tweet ya que aunque después se pruebe falso, puede potencialmente afectar la vida de la persona que fue falsamente acusada.

El uso irresponsable de las redes sociales en estas situaciones tiene consecuencias reales.

Otro ejemplo es que el viernes comenzó a aparecer información en Twitter del diálogo extraído de las frecuencias policiales. Este es un recurso que es frecuentemente utilizado por periodistas profesionales para saber donde están ocurriendo crímenes y otros hechos con relación policial pero al ponerlos en las redes sociales, los fans ponen en peligro la vida de las personas en uniforme.

En el futuro, espero que las personas se den cuenta que es mejor asistir a las autoridades dejándolos hacer su trabajo a no ser que encuentren evidencia real o puedan contribuir materialmente a la investigación. Mi consejo es el de quedarnos como espectadores atentos y ciudadanos vigilantes como es nuestro deber y dejarle el trabajo policial a los que se dedican a ello.