Liverpool multa a Luis Suárez por morder a Ivanovic (Video)

El delantero uruguayo de los "Reds", Luis Suárez, pidió que el dinero se done al Grupo de Apoyo a las Familias de Hillsborough

Londres.- El Liverpool multó hoy a su delantero Luis Suárez por morder el brazo del defensa del Chelsea Branislav Ivanovic, anunció el propio jugador, que quiere que el dinero vaya a los familiares de las víctimas de la tragedia de Hillsborough.

“El club me ha multado por mi conducta inaceptable de ayer. He pedido que donen el dinero al Grupo de Apoyo a las Familias de Hillsborough por el inconveniente que he causado a los seguidores del Liverpool y a Ivanovic”, escribió Suarez, de 26 años, en su cuenta de Twitter.

El máximo organismo del fútbol inglés decidió revisar el incidente, que “no fue observado por los árbitros del partido”, y ha otorgado al delantero un plazo de 24 horas, hasta mañana a las 17.00 GMT, para presentar alegaciones.

El incidente, del que Ivanovic se quejó ante el árbitro Kevin Friend, ocurrió en el segundo tiempo del encuentro entre el Liverpool y el Chelsea, que terminó en empate 2-2 en Anfield.

A través del mismo canal, el jugador informó de que se había disculpado personalmente con Ivanovic por teléfono tras haberle mordido el brazo derecho en la segunda parte del partido liguero que enfrentaba en Anfield al Liverpool contra el Chelsea y que terminó en tablas (2-2).

Una comisión independiente evaluará el miércoles el incidente protagonizado por un futbolista que la temporada pasada recibió ocho encuentros de sanción por dirigir insultos racistas al lateral del Manchester United Patrice Evra.

Ante la polémica que el ataque ha generado, el jugador uruguayo escribió en tweeter que le llamó a Ivanovic para pedirle disculpas.

Asimismo, pidió perdón a su equipo en un comunicado en el que calificaba su conducta de “inexcusable”. El Liverpool también emitió un comunicado en el que señalaba que la acción de Suárez había “decepcionado” a todo el mundo relacionado con el club.

El uruguayo podría enfrentarse también en esta ocasión a un castigo riguroso, ya que la federación inglesa ha advertido en un comunicado de que los tres encuentros de sanción que se suelen aplicar a las conductas violentas son “claramente insuficientes en estas circunstancias”.

“He hablado con Ivanovic por teléfono para disculparme directamente. Gracias por aceptar”, señala el mensaje, que se divulgó hoy después de que el delantero diera a conocer un comunicado en el que afirmaba haberle pedido perdón al club.

La conducta del delantero uruguayo recibió además la condena de su propio entrenador, Brendan Rodgers, quien tachó la acción de “inaceptable” y subrayó que “no hay jugador o entrenador más grande que el Liverpool”.

Suárez mordió un brazo de Ivanovic en el minuto 74 del encuentro que ayer disputaron el Liverpool y el Chelsea, que terminó con empate a dos gracias a un tanto en el tiempo añadido del delantero uruguayo.

“Me disculpo con mi entrenador y con todo el mundo del Liverpool por haberles defraudado”, afirma la nota.

En medio de la polémica por el futuro inmediato de Suárez, reflejada en los medios británicos, la Asociación de Jugadores Profesionales del Reino Unido informó hoy de que ofrecería al Liverpool y a Suárez servicios de asesoramiento para aprender a controlar su ira.

El futbolista, de 26 años y que ha recibido una multa por parte de su club, se disculpó en público por el incidente y llamó al jugador serbio para pedirle disculpas personalmente.

Ivanovic le dijo al árbitro que Suárez le mordió el brazo derecho en una entrada fuerte en el área de penalti del Chelsea.

El director ejecutivo de la asociación, Gordon Taylor, señaló que es “decepcionante” y “vergonzoso” que un jugador “de cuya habilidad nadie duda” protagonice incidentes de este tipo, informan los medios británicos.

“Habiendo revisado el vídeo y hablado con Luis, su comportamiento es inexcusable y se lo he dicho”, afirmó el entrenador de los “rojos”, Brendan Rogers, tras el encuentro.

“Tenemos que trabajar duro en el control de su ira. Hemos preparado asesores en este campo y ofreceremos sus servicios al Liverpool y al jugador”, afirmó Taylor.

Suárez, exjugador del Ajax, protagonizó en noviembre de 2010 un incidente similar cuando mordió al jugador del PSV Eindhoven Otman Bakkal en un encuentro, por lo que se le impuso la prohibición de jugar siete partidos, señala hoy la BBC.

El uruguayo, que no fue sancionado durante el partido ya que el árbitro no vio la acción, deberá esperar ahora la reacción de la Federación inglesa (FA, por sus siglas en inglés), que podría investigar el incidente.

El delantero uruguayo, que firmó contrato con el Liverpool en enero de 2011, marcó el domingo su gol número 30 de la temporada.