Por motivos religiosos pero no afiliados a un grupo

Por motivos religiosos  pero no afiliados a un grupo
Una mujer camina junto al memorial de la ciudadana china Lu Lingzi, una de tres víctimas de los atentados de Boston. EFE

Washington, D. C.

Dzhokhar Tsarnaev, acusado del atentado en Boston de la semana pasada, ha dicho a los investigadores que él y su hermano, Tamerlan, no tenían contactos con grupos terroristas y que actuaron por motivos religiosos, según los medios estadounidenses.

Una magistrado federal concurrió al hospital donde Tsarnaev, de 19 años de edad, recibe atención por las heridas que sufrió en sus enfrentamientos con la policía, le leyó sus derechos y le acusó de “uso de arma de destrucción masiva” contra personas y propiedades.

Tamerlan, de 26 años de edad, murió durante un tiroteo con la policía dos días después de que dos bombas, detonadas al finalizar el maratón de Boston, mataron a tres personas e hirieron a casi 300 personas, muchas más de lo que se había previsto.

Un funcionario del Gobierno federal dijo a la prensa que Tsarnaev, en declaraciones escritas o con gestos de la cabeza, ha expresado a los investigadores que él y su hermano no estaban en contacto con grupos terroristas.

Tsarnaev, quien sufrió heridas en la boca que le impiden hablar, también indicó que él y su hermano planificaron los ataques por cuenta propia y motivados por el fervor religioso.

Desde la semana pasada, personas que conocían a los hermanos Tsarnaev han dicho a la prensa que Tamerlan había adoptado hace unos cinco años una posición islámica extremista.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha informado de que los dos sospechosos, que detonaron en las calles de Boston dos bombas confeccionadas con ollas de presión, tenían armas de fuego, munición y otros artefactos explosivos.

El arsenal sugiere que los sospechosos planificaban otros ataques.

En los ataques de Boston un total de 282 personas fueron atendidas en distintos hospitales de la ciudad, tras los atentados, según datos de la Comisión de Salud Pública de la ciudad publicados por The Boston Globe.

Esa estimación es mucho más alta que la inicial de 176 heridos y se debe a que hubo personas con heridas menores de metralla o problemas auditivos que tardaron en ir en busca de atención médica, explicó Nick Martin, portavoz de la Comisión de Salud Pública de Boston.

Un total de 27 hospitales de Boston recibieron a heridos en los atentados y continuaban hospitalizadas 48 personas, según The Boston Globe. Dos de ellas, una niña de 7 años y un hombre de 60, permanecían en estado crítico.

Además, hay 14 personas que han sufrido la amputación de alguna extremidad o parte de ella.

Mientras, la esposa de Tamerlan, Katherine Russell, de 24 años, ha evitado la atención pública desde que se conoció su identidad el viernes.

En las escasas ocasiones en las que ha salido de la casa de sus padres en Rhode Island lo hace vestida con la tradicional pañoleta musulmana cubriéndose la cabeza y se ha negado a responder preguntas. Los que la conocen a ella y conocieron a su marido dicen que es una mujer muy agradable y dedicada al islam.

La pareja tuvo una hija y en el departamento familiar vivieron durante tres años la madre y el padre de Tamerlan —ahora divorciados—, así como Dzokhar, dijo Amato DeLuca, el abogado de Russell.

DeLuca agregó que la mujer no tenía motivos para sospechar nada de su marido y se dedicaba a ayudar a la familia, trabajando de 70 a 80 horas, siete días por semana, como asistente de salud a domicilio.

Su marido cuidaba de su hija cuando ella no estaba, dijo DeLuca.