Robert Downey Jr., un actor con voluntad de hierro

La estrella de 'Iron Man 3' ha superado numerosos problemas personales gracias a su esposa y amigos
Robert Downey Jr., un actor con voluntad de hierro
Gwyneth Paltrow y Robert Downey Jr. el pasado domingo en París durante la promoción de 'Iron Man 3'.
Foto: AP

Eduardo Molina Agencia Reforma

MONTERREY, México.— Al igual que el héroe que interpreta en pantalla, Robert Downey Jr. tiene el poder de ser el centro de atención en cualquier lugar donde esté.

Ya sea en una conferencia de prensa con sus compañeros actores, en un programa de televisión o desfilando por una alfombra roja, el dos veces nominado al Oscar puede enloquecer a sus fans y conquistar a los más cínicos.

Figura querida y respetada en la actualidad, hace diez años todo mundo apostaba a que la carrera de Downey Jr. estaba prácticamente acabada.

El actor, quien ha logrado lo que parecería una milagrosa reivindicación, ahora es una gran estrella que se encuentra en una elaborada gira mundial de promoción.

El motivo es Iron Man 3 (2013), secuela del filme que lanzó la franquicia de The Avengers (2012) en el cine y que es, sin duda, uno de los héroes más populares de la actualidad. Hace años, cuando se anunció el proyecto de hacer un filme de las aventuras del excéntrico millonario que viste un “traje de hierro”, sólo un pequeño porcentaje de la audiencia sabía de la existencia de este superhéroe.

Hoy, Iron Man es una celebridad gracias a Downey Jr. y su carisma.

CAMBIO RADICAL

Pasó de ser en los 80 un actor con una carrera prometedora a un “chico problema” en los 90, y de ahí a ser una de las estrellas más populares a nivel mundial.

Así, si hay una celebridad a la que los “chicos problemas” de Hollywood deban o quieran emular es Downey Jr.

Luego de un arranque prometedor y de ser nominado al Oscar al Mejor Actor por la cinta Chaplin (1992), su vida y su carrera dieron un vuelco hasta el fondo.

Se dice que la cinta Home for the Holidays (1995), dirigida por Jodie Foster, la filmó sumergido en sus adicciones.

También ésa fue la razón por la que terminó una relación en los 80 con la actriz Sarah Jessica Parker (Sex and the City).

En junio de 1996 fue detenido por manejar a exceso de velocidad y le descubrieron heroína, cocaína y un arma. Tres semanas después entró intoxicado a la casa de un vecino.

Luego de fallar sus citas en la corte, el actor fue enviado a la cárcel en 1999, donde permaneció cerca de un año. Al salir, fue arrestado en dos ocasiones más.

Después tuvo varios ingresos a instituciones de rehabilitación.

Su gran regreso parecía ser su papel en la serie Ally McBeal, por el que estuvo nominado al Emmy y por el que fue premiado con un Globo de Oro.

Ese trabajo también lo perdió por sus adicciones. “Ése fue el punto más bajo”, dijo el actor en una entrevista al New York Times en 2003 cuando intentaba lanzar su carrera nuevamente en el filme The Singing Detective, de su amigo Mel Gibson, quien tuvo que pagar el seguro para poderlo contratar.

Su larga caída le costó su primer matrimonio: se casó con Deborah Falconer en 1992 y se divorciaron oficialmente en 2004. Tuvieron un hijo, Indio, que cumplirá 20 años en septiembre.

Luego de construir poco a poco su carrera de vuelta, Downey Jr. se casó en el 2005 con la productora Susan Levin, con quien tiene un hijo nacido en febrero de 2012, el pequeño Exton Elias.

La película que lo puso nuevamente en la estratosfera del estrellato fue la primera cinta de Iron Man (2008).

Marvel le tuvo la confianza para soltarle el ambicioso proyecto, para el cual tuvo que audicionar como cualquier otro.

Y es que el actor tiene sus paralelos con el personaje de Tony Stark.

Ambos son famosos, tienen a su lado a una mujer fiel que los apoya y ubica y, además, se sale con la suya en todo momento.