Inmigrantes discapacitados tendrán representación legal (Fotos)

Una corte ordenó, por primera vez en la historia, que los detenidos con problemas mentales y en proceso de deportación podrán tener un abogado
Inmigrantes discapacitados tendrán representación legal (Fotos)
José Antonio Franco es el principal demandante en la acción legal que culminó con esta decisión.
Foto: Aurelia Ventura

Esta semana un tribunal federal ordenó por primera vez que los detenidos por las autoridades de inmigración que tengan discapacidades mentales deben tener representación legal proporcionada por el gobierno para evitar el caso de varios inmigrantes que permanecieron perdidos dentro del sistema migratorio, detenidos en centros de detención durante años sin asistencia o sin proceso legal alguno.

En una decisión sin precedentes, un tribunal federal de distrito en California determinó que el gobierno federal debe proporcionar una representación o asistencia legal adecuada a migrantes en proceso de deportación con problemas o discapacidades mentales que disminuyan su habilidad de entender el proceso o participar adecuadamente en el mismo.

Antes no había ninguna ley requiriendo asesoría legal

Hasta ahora las leyes no requerían ningún tipo de asesoría legal o defensor público en casos de inmigración, sólo en casos de las cortes criminales. Los procesos de inmigración son civiles y en diferentes tribunales que los criminales.

José Antonio Franco es el principal demandante en la acción legal que culminó con esta decisión. El residente de Costa Mesa, de 32 años de edad y la edad mental de un niño debido a una discapacidad cognitiva, pasó más de 5 años en 4 diferentes centros de detención del Sur de California, sin ir a corte o recibir una audiencia, hasta que un oficial de deportación se apiadó de su caso y llamó a la organización de asistencia lega Public Counsel.

La organización, junto con la Unión de Libertades Civiles del Sur de California (ACLU), representó a varios detenidos en situación similar a la de Franco, siete en total, en los estados de California, Arizona y Washington en una demanda presentada inicialmente hace 3 años. Franco y los otros demandantes fueron liberados casi inmediatamente después de la presentación de acciones legales.

“Esto es histórico porque es la primera vez que un tribunal reconoce a un grupo de inmigrantes y le reconoce el derecho a tener representación legal”, dijo la abogada Carmen Iguina, de ACLU. “Esto incluye y abarca a todas las personas con discapacidades mentales de California, Arizona y el estado de Washington”.

El caso de José Antonio Franco es un precedente para inmigrantes discapacitados

José fue arrestado originalmente por estar en medio de una disputa de pandillas, convicto a un año de prisión y luego puesto a disposición de las autoridades migratorias. La convicción criminal se llevó a cabo a pesar que su defensor público en el proceso criminal dijo que era discapacitado. Posteriormente fue entregado a las autoridades de inmigración y un juez inicialmente falló que no estaba capacitado para participar o entender un proceso de deportación. Pero en vez de liberarlo a su familia –su mamá y 11 hermanos viven en diferentes ciudades de California- lo mantuvieron detenido en Santa Ana, Lancaster, San Pedro y San Diego.

“Estoy contento de haber salido”, dijo José, quien recuerda bien que la comida que le daban en los centros de detención era “muy desabrida”. Ahora está bajo tratamiento, vive con su mamá María, de 73 años y trabaja algunas horas al día en una tienda de segunda mano bajo supervisión de un trabajador social.

María Franco está satisfecha de que su hijo ha podido retomar su vida de antes tras años de estar detenido y de que su caso ayudará a otras personas.

“El ya no es el mismo de antes. Tiene que tomar medicación porque cayó en un gran estado depresivo dentro de la cárcel y luego al salir”, dijo la señora. “Pero ya está en casa, gracias a Dios”.