La explosión de Chevron todavía preocupa a la comunidad

Líderes latinos de Richmond aprueban informe de comisión investigadora; la empresa no
La explosión de Chevron todavía preocupa a la comunidad
Comisión para la Seguridad Química de Estados Unidos. Foto Fernando A. Torres/El Mensajero

RICHMOND.— En una audiencia pública realizada en esta ciudad la Junta de Seguridad Química de EEUU (CSB, por sus siglas en inglés), aprobó por unanimidad el informe final de su equipo de investigación sobre el incendio y la filtración de contaminantes de la refinería Chevron ocurrida el 6 agosto de 2012.

El informe, resumido en un video (youtube.com/watch?v=MVHZhnEyqf8) mostrado a las más de 300 personas que concurrieron al evento celebrado el 19 de abril, hace un llamado urgente a Chevron para realizar un documentado “mecanismo de revisión de los peligros y daños” de sus plantas refinadoras de petróleo. El incidente, causado por la rotura de una tubería corroída por el sulfuro, envió a más de 15,000 personas al hospital.

Según el informe, ese día Chevron “experimentó una falla catastrófica en la cañería de la unidad 4. La tubería se rompió, liberando hidrocarburo inflamable y líquido que se vaporizó formando una gran nube de vapor que afectó a diecinueve empleados. El encendido y continua quema de hidrocarburos dio lugar a una gran nube de partículas desconocidas y vapor que se esparcieron a través de Richmond”.

Después de haber descubierto la fuga de combustible, la empresa no hizo caso a la sugerencia de los trabajadores de apagar el paso del combustible antes de comenzar a reparar la tubería. “El problema es la forma cómo la corporación toma las decisiones”, dijo Rafael Moure-Eraso, presidente de la CSB, nombrado por Barack Obama.

Una refinería de mas de 100 años de edad “es como una casa” necesita ser reparada, si no, se transforma en “una receta para una catástrofe”, dijo Mark Griffon, miembro de la CSB, una agencia creada por el gobierno federal.

Chevron no envió representantes a la audiencia pero en un comunicado la compañía manifestó que continuarán cooperando con los investigadores y que “considerarán cuidadosamente las recomendaciones”. Chevron también informó que había insistido “enérgicamente” a CSB para que no hiciera público el video producido por los investigadores debido a que “contiene numerosas inexactitudes sobre los hechos y cuyo resultado es simplificar demasiado, y en algunos casos restarle importancia a decisiones tomadas ese día”. Según Chevron las causas del incendio son más complejas de lo que se muestra en el video y que están “decepcionados con la decisión de CSB para seguir adelante con esta representación injusta”.

En California el problema de seguridad y contaminación en algunas refinerías es alarmante. Muchas de ellas están ubicadas en áreas urbanas de gran concentración latina. La abogada Diana García vino a la audiencia desde Huntington Park, ciudad ubicada en el condado de Los Ángeles, en donde trabaja con la comunidad hispana de Wilmington.

“Allí tenemos los mismos problemas. Un gran número de emisiones contaminantes, incendios y humo tóxico. Los latinos representan allí el 85% de la población “y tenemos cinco refinerías. Es decir, lo que pasó en Richmond habría que multiplicarlo por cinco”. García agregó que el informe es importante para el estado.

Andrés Soto, un líder comunitario de Richmond y miembro de la organización Comunidades por el Mejoramiento del Medio Ambiente dijo que es urgente “hacer pública la cultura empresarial de Chevron que en su opinión está permitiendo fallas en sus refinerías a lo largo de país”. Cuando esta información es revelada, “sólo entonces las repararán”, aseveró.

De ascendencia mexicana, Soto dijo que es necesario “asegurar que los gobiernos locales y regionales implementen estas recomendaciones para que nuestras comunidades vivan en un ambiente seguro. Lo que CSB está haciendo es validando lo que nosotros ya habíamos investigado por nuestra cuenta”.

Con el 39%, los latinos son el grupo mayoritario de la población de Richmond. “Descubrimos que cuando las sirenas de alarma sonaron, mucha gente no sabía lo que esto significaba. Las escucharon, vieron el humo, estaban allí afuera viendo esta cosa cuando deberían haber estado dentro de sus casas con las puertas y las ventanas cerradas. Necesitamos educar mucho más a la comunidad y también a los medios de comunicación sobre lo que esto significa”.

Junto con agradecer el informe, Soto dijo que aún no se decide a postular a un cargo público para las próximas elecciones de 2014. “Si no me postulo por seguro estaré apoyando a los candidatos que hagan que Chevron se responsabilice de sus actos. A candidatos que no acepten sus dineros”.

Según Soto Chevron gasta un promedio de un millón de dólares por cada elección. “No sólo nos bombardean con su polución sino que también con dineros para tratar de corromper a los candidatos. Tenemos que continuar trabajando y educando a la comunidad y participar en todos los asuntos de justicia ambiental y justicia social. Necesitamos hacernos ciudadanos para votar porque si no tenemos dinero, necesitamos votos, y si no tenemos votos, no tenemos nada”.*Lee más en ElMensajero.com