Nuevo cónsul mexicano está listo para LA

Carlos Manuel Sada, nuevo cónsul mexicano en Los Ángeles, está preparado para una eventual reforma migratoria
Nuevo cónsul mexicano está listo para LA
Carlos Manuel Sada, nuevo cónsul de México en Los Ángeles.
Foto: Gardenia Mendoza Aguilar / La Opinión

MÉXICO, D.F.- El pleno del Senado ratificó y tomó protesta de un tirón a 22 diplomáticos antes cerrar la cortina del primer periodo de sesiones en una ceremonia que duró poco menos de 10 minutos y Carlos Sada, el nuevo cónsul general de México en Los Ángeles, camina presuroso a su próximo encargo.

Deja atrás Nueva York. Ahora tiene “el honor”, “el privilegio”, el reto “mayúsculo” de representar a la mayor comunidad de mexicanos fuera de Estados Unidos que piensa enfrentar con un plan de trabajo que instrumentará a partir de junio, cuando se mude a California.

Para empezar, quiere evitar que una eventual Reforma Migratoria madrugue al consulado por la falta de infraestructura o a los paisanos con fraudes que podrían evitarse si hay información suficiente para la cual los clubes de oriundos, las federaciones, los liderazgos, jugarán un papel importante en mantener la alerta.

“Voy con gran entusiasmo, pero el trabajo no lo haré solo. Me llego a sumar al esfuerzo de muchas generaciones de mexicanos que año tras año han trabajado para tener un mejor nivel de vida en sus comunidades y sus familias a quienes les tengo admiración y respeto”.

Sada ha estado a la cabeza del consulado de Nueva York, Chicago, Texas y Toronto, pero con los angelinos llegará a enfrentar las expectativas de legalización de millones que necesitarán sus hombros.

“Hay que ver cuáles serían los requisitos que se van a pedir para una posible regularización, pero el programa de Acción Referida es un buen referente: he platicado con algunas autoridades migratorias y parece que va por ahí”.

Hasta ahora los consulados mexicanos en Estados Unidos son financieramente autosuficientes –por el pago de los trámites que hacen los connacionales-, pero en caso de que se requieran documentos de identidad (acta de nacimiento, matrícula consular, pasaporte) o asesorías legales por miles, la masividad será un dolor de cabeza a evitar.

El diplomático prevé buscar, a través de la cancillería, dinero extraordinario para consulados móviles, personal e infraestructura. Además pretende alianzas con los gobiernos de los 32 estados mexicanos para facilitar la obtención de actas de nacimiento o con la Secretaría de Educación Pública para documentos escolares.

“Son muchos mexicanos que son doblemente indocumentados, no tiene papeles ni en México ni en Estados Unidos, y en ellos debemos enfocarnos”, alertó en entrevista con este diario en medio de un laberinto de oficinas de cristal montadas en la sede del Senado.

Pero encima de las expectativas migratorias y sus retos, están los problemas de siempre. La prevención y protección consular, las aprehensiones, las detenciones, las violaciones a los derechos humanos. “A mí me gustaría que ningún mexicano estuviera en las cárceles o en los centros de detención”, dice.

Cuando empieza a excavar, Sada encuentra que hay más pendientes. “El consulado funciona bien, pero siempre es perfectible”.

Hace un listado: mejorar la imagen de los paisanos en Los Ángeles; evitar la separación de familias, la violencia intrafamiliar, que los hijos de indocumentados sean dados en adopción y, sobre todo, lograr “empoderar” cada vez más a los mexicanos.

“La capacidad emprendora del mexicano es impresionante. Se pueden dar créditos para pequeños negocios, aún en el caso de que sean indocumentados, en EEUU o en México para sus familias para que se crean redes en los dos países”, dice.

“El condado de los Ángeles es el más productivo a nivel nacional, tiene 10 millones de habitantes, más que 44 estados de la Unión Americana: es el principal puerto marítimo, es la capital mundial del entretenimiento, hay exportaciones a México, y muchos empresarios mexicanos: hay una gran oportunidad para aprovechar”.