Ventajas de un bebé bilingüe

Además de irresistibles, resulta que los bebés también nos asombran por sus increíbles capacidades.

Si no, tenga en cuenta lo que afirma un estudio publicado en la revista Nature Communications, de importancia para padres que hablen dos idiomas en casa: los bebés de incluso siete meses de edad pueden diferenciar entre un lenguaje y otro, aprovechando el tono y la duración de las palabras habladas para determinar que los idiomas son distintos.

La psicóloga Janet Werker, coautora del estudio realizado en la Universidad de Columbia Británica, opina que si se hablan dos idiomas en el hogar, los padres no deben temer, ya que ninguno de los dos afectará el aprendizaje del otro.

Según Werker, el bebé está bien equipado para mantener los dos idiomas separados y afirma que cuando crece en un hogar bilingüe aprende a desarrollar nuevas estrategias que los bebés monolingües quizás no necesiten usar.

Unos 36 millones de estadounidenses (alrededor del 12% de la población) sufre de migrañas.

Hay buenas noticias para los millones de personas que sufren ese insoportable y paralizante dolor de cabeza.

Un pequeño estudio realizado en Bélgica probó un dispositivo que estimula los nervios, con el objetivo de aliviar las migrañas. El estimulador se coloca sobre la frente y envía electricidad al nervio supraorbital (que se extiende por los párpados superiores, la frente, el cuero cabelludo y los senos frontales).

En el estudio participaron 67 personas que padecían de migraña. El primer mes no recibieron tratamiento en absoluto. Luego, en los tres meses siguientes recibieron o estimulación eléctrica durante 20 minutos al día o un simulacro de estimulación con niveles bajos incapaces de tener ningún efecto.

Los que recibieron la estimulación real sufrieron menos días con migraña en el tercer mes de tratamiento en comparación con el primer mes sin tratamiento y hay que añadir, sin ningún efecto secundario. Los que recibieron un simulacro de estimulación no experimentaron reducción en los días con migraña.

Aunque se necesitan más estudios, los investigadores coinciden en que el dispositivo resulta prometedor.