Celtics evitan hacer papelón

En tiempo extra, Boston se salva de una barrida ante los Knicks de NY
Celtics evitan hacer papelón
Jason Terry fue la clave de Boston ayer ante los Knicks.
Foto: EFE

BOSTON (AP).— Jason Terry anotó los últimos nueve puntos para que los Celtics de Boston sortearan la que parecía una remontada de los Knicks de Nueva York, y lograron evitar ayer la barrida con una victoria por pizarra de 97-90 en tiempo extra.

Paul Pierce encabezó la ofensiva de los Celtics con 29 puntos para forzar un quinto encuentro en la serie.Terry, sin embargo, fue la figura vital al término del encuentro.

En el tercer partido, Terry recibió un fuerte codazo del alero J.R.Smith, quien fue suspendido por la NBA para el partido de ayer.

“Realmente no fue el codazo”, dijo Terry, “fue más como, ahora sí, puedes dejar todo aquí e irte a casa a pasar un largo verano, o puedes vivir para jugar otro día”.

Pero admitió que la nariz “aún me duele. Mientras sienta esto, creo que seguiré pensando en eso [el codazo]”.

Terry, quien hasta ayer no había pesado en el ataque de los Celtics, descolló al jugar durante 41 minutos y anotar 7 de 10 tiros de campo, incluidos un triple en cuatro intentos, y 3 de 3 desde la línea de personal, repartió cuatro asistencias y recuperó un balón.

Nueva York había empatado luego de ir perdiendo por 20 puntos al arranque del tercer período. Con la pizarra empatada 88-88, los Celtics recuperaron el control y tomaron la delantera —para no volver a perderla— con triple de Terry.

Carmelo Anthony, quien anotó 32 puntos para los Knicks, encestó un doble, pero Terry volvió a encestar de lejos con 50 segundos por jugarse para poner el marcador 93-90.

Después Anthony falló un triple con 21 segundos en el reloj, Terry recibió falta y embocó ambos tiros libres. Al final agregó una canasta fácil para sentenciar.

Los Celtics, tras evitar la barrida, ahora buscarán ser el primer equipo que remonta una desventaja de 0-3 en playoffs, y los Knicks buscarán asegurar su primer pase a las semifinales de la Conferencia Este desde el 2000, cuando jugaron la final ante los Pacers de Indiana y la perdieron 4-2.