LÁGRIMAS DE FELICIDAD…

PUEBLA, México (NTX).— Los jugadores del Puebla lloraron ayer de felicidad en el vestidor por haber logrado la salvación del descenso, luego de haber empatado 1-1 con Atlas, que tomó ventaja en el minuto 80 con gol de Vicente Matías Vuoso.

“Lo conseguimos con muchas penurias”, confesó el técnico Manuel Lapuente respecto de la permanencia en la Primera División tras la igualada marcada por el defensa central uruguayo Jonathan Lacerda.

El timonel agregó: “Hicimos un gran partido, tanto que en el primer tiempo ellos no hicieron ni un disparo a gol y solo [tuvieron] un tiro de esquina”.

Comentó: “La paciencia y agresividad, cuando se tuvo la pelota, fueron las cualidades del equipo, y el apoyo del público fue grandioso, fue fundamental porque cuando nos metieron el gol nos empujaron”.

Mientras que el presidente del equipo, Jesús López Chargoy, aseguró: “Lloramos y festejamos en el vestidor” por lograr la permanencia en la Primera División del futbol mexicano, y adelantó: “Hay que reforzar [el plantel] con tres o cuatro jugadores”.

A su vez, el autor del gol salvador, el uruguayo Jonathan Lacerda, cumplió lo que prometió a su capitán Jesús Chávez: “Me voy a rapar igual que tú si anoto un gol”, le dijo, y comentó: “Nos metimos en algo que no era nuestro, pero con mucha garra salimos adelante”.