Lo vintage es moderno

Lo vintage es moderno
Vanessa Paradis es un icono de la moda vintage.
Foto: Agencia Reforma

Reciclar, es una de las tendencias que nunca se irá de moda.

Lo vintage, que se refiere a la moda y prendas del pasado, se recuperan para el presente y así permiten combinar los géneros, accesorios y modelos de las eras pasadas con un toque novedoso.

Recuperar los accesorios, los modelos y las telas antiguas que están almacenadas en los armarios de abuelas, madres o en las tiendas de ropa usada y convertirlas en algo que funcione para nuestra vida diaria es lo más “in” del momento.

Una moda que, además, es ecológica, porque se trata de reciclar, reusar y transformar, dándole un segundo valor a las prendas que secreen pasadas de moda o que dejamos de usar.

Reciclado, retro, vintage, up-cycle o segunda mano son palabras que forman parte de un diccionario contemporáneo en términos de indumentaria.

El ahorro es una de las razones más importantes para usar lo vintage, sobre todo en un momento en que cualquier cosa que nos ayude a ahorrar es bienvenida.

Se puede comprar una pieza de diseñador, que en su época costó una fortuna, por el 40% o 50% de su precio original.

Usar ropa vintage no significa solo comprar ropa usada o trapos viejos, sino ropa seleccionada de telas y terminaciones de calidad con la que podemos contar por una o dos décadas más.

Vintage son los lentes grandes, los cortes en la vestimentas que reflejan décadas pasadas, los estampados, las telas floreadas, los botones cuadrados o redondos, los prendedores de diseños antiguos, el bordado hecho a mano y mucho más…

Como ya he mencionado, lo pasado de moda se vuelve original. Hoy por ejemplo, hemos observado la vuelta de juegos de los años 70, con colores fuertes y anteojos grandes.

Lo importante es tener algo de imaginación. Así se pueden desmontar estos vestidos del pasado y crear algo totalmente nuevo, disminuyendo la talla, cortando el dobladillo, modificando el cuello, agregándole un bordado o cambiándole los botones.

Podemos encontrar ropa usada de muy buena calidad para reciclar en mercados de pulgas, mercados de antigüedades, ventas de segunda mano o vintage, asociaciones como el Ejército de Salvación y muchas otras tiendas de ropa usada.