McCain: ‘hay más apoyo’

Asegura estar 'medianamente optimista' de que habrá reforma

Entrevista a John McCain, senador republicano de Arizona y co autor del proyecto de ley de Reforma Migratoria presentado en el senado federal de los Estados Unidos durante su visita este martes a Los Angeles para impulsar la legislación.

¿Cómo definiría este proyecto de ley que presentó el grupo de los ocho? ¿Si se aprueba, qué haría por el sistema migratorio de Estados Unidos?

Creo que nos dará una nación más segura, resolverá un tema esencial de 11 millones que viven en las sombras en este país, proporcionar la seguridad de que nunca vuelva a ocurrir. Ajustarnos a las necesidades de trabajadores, tenemos una población que envejece y necesitaremos esos trabajadores, resolver todo esto de manera que no tengamos que hacerlo nunca más.

¿Confía en que lograrán aprobarlo en el Congreso?

Soy medianamente optimista de que esto es posible. El público estadounidense lo apoya, apoya esta propuesta y tenemos una coalición que no hemos tenido jamás, gente de negocios, sindicatos, agricultores y compañías de tecnología, la iglesia católica y la evangélica. Cuando hicimos la conferencia de prensa inicial detrás nuestro había un cardenal, la cabeza de la Federación Americana de Trabajadores, de la cámara de comercio, hay un apoyo amplio para este proyecto de ley.

¿Qué le dice a los escépticos de su partido que temen que los reten en la primaria si votan por esto? ¿Es usted uno de ellos?

(Risa).. Les digo que el momento llegó y que la mayoría de los estadounidenses, sus constituyentes, sin importar donde están, expresan varios niveles de apoyo a esta reforma. Bloquear este proyecto tendría un efecto muy negativo en mi partido republicano, pero también creo que estarían contradiciendo a la mayoría de los ciudadanos.

¿Qué hay con el tema de seguridad? Todos los comentarios negativos suscitados tras las bombas de Boston de que habría que cambiar o posponer esto…

Los que hablan del tema de seguridad son los mismos que se oponen al proyecto. Sí, hay que hacer mejoras en las visas humanitarias y de asilo, uno de estos jóvenes obtuvo asilo y después volvió al país de donde salió originalmente. Sí hay que revisar esos aspectos, está bien, pero no afectan en nada lo fundamental de esta reforma migratoria.

¿Y que hay de la idea de que estarían legalizando a millones de demócratas?

Creo que está bien, pero no serán ciudadanos hasta dentro de por lo menos 13 años y creo que normalmente pensamos cómo apelar a la ciudadanía en 2 o 4 años. La realidad es que ahora mismo no podemos competir, los republicanos no podemos competir por el voto hispano. Aprobar este proyecto de ley no nos va a dejar un voto más de los hispanos, pero nos permitirá ponernos en un nivel más equilibrado, desde donde podremos comenzar a atraerlos de nuevo con nuestras ideas y principios. Podemos competir porque creemos que muchos votantes hispanos tienen pequeños negocios, apoyan los bajos impuestos, son promilitar, provida y creemos que podemos atraerlos como grupo.

En cuanto a la frontera, en este proyecto hay aún más dinero para la frontera, para aplicar las leyes, algo que se ha hecho mucho en los últimos años. ¿Puede usted realmente decirle al pueblo estadounidense que la frontera puede controlarse por completo?

No, pero sí que podemos tener un control efectivo de un 90%, hemos progresado mucho en esto, pero la clave es tecnología. Desarrollamos tecnología para Irak con la que podríamos vigilar casi la frontera completa, la vigilancia es lo que traerá ese control, más que colocar más personas en tierra.

¿Podrá este proyecto de ley, si se aprueba, resolver el tema migratorio de una vez por todas?

Si, creo que sí. Uno de los aspectos importantes es que 40% de los que están aquí no cruzaron la frontera sino que se quedaron tras entrar con visa. La parte vital de este proyecto es el requisito de que los empleadores apliquen el E Verify cuando alguien busca trabajo. Si se da el caso de que podamos controlar eso, y se sabe en el resto del mundo que los que están aquí ilegalmente no podrán trabajar, es muy probable que esto tenga un efecto, menos personas vendrán sin hacerlo legalmente.

Pero hay un tema que no hemos resuelto y es el tema de las drogas. Hay una demanda por drogas en este país y mientras lo haya, seguirá habiendo oferta. Los que traen esas drogas, por aire, tierra o mar, es hora de que tengamos una conversación sobre la glamorización de la droga y lo que está haciendo a nuestros jóvenes. Aunque aseguremos las fronteras, habrán siempre maneras de traer drogas al país debido a la demanda que existe.