Sin reforma EEUU no se recuperará

Schwarzenegger convoca a McCain y a otros para hablar de inmigración
Sin reforma EEUU no se recuperará
Los senadores John McCain (der.) y Michael Bennet, panelistas en el foro sobre inmigración realizado ayer en USC, organizado por el Instituto Schwarzenegger de política estatal y global.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

La reforma migratoria es vital para la economía de Estados Unidos y si no se realiza no habrá una completa recuperación económica en este país, argumentaron ayer senadores federales, catedráticos y economistas durante un foro realizado en la Universidad del Sur de California, al que acudieron dos integrantes de la “pandilla de los ocho” que escribió el proyecto de reforma migratoria del Senado Federal.

El foro, organizado por el Instituto Schwarzenegger de política estatal y global –un centro de investigaciones financiado por el ex gobernador Arnold Schwarzenegger- contó con un lleno total de parte de estudiantes de diferentes disciplinas, que acribillaron a preguntas a los senadores John McCain, republicano de Arizona, y Michael Bennet, demócrata de Colorado, así como al exsecretario de Comercio Carlos Gutiérrez y al ex presidente de México, Vicente Fox.

Schwarzenegger, quien hace años apoyó a las fuerzas antiinmigrantes, la Proposición 187 y a los vigilantes “minuteman”, ahora actuó de estadista y de convocante de una reunión en la cual se discutieron los beneficios de una reforma migratoria amplia como el proyecto de ley presentado por los senadores. Desde hace algún tiempo, Schwarzenegger salió en apoyo de la reforma.

“Yo sé muy bien por qué la gente quiere venir a esta tierra, la mejor del mundo”, dijo el exgobernador. “Y sé que este año tendremos una reforma migratoria”.

Los senadores Mc Cain y Bennett respondieron a las preguntas de una periodista y de estudiantes durante la primera parte del programa. Preguntas que variaron de lo más informativo (¿qué estatus otorgará esta reforma a los que ahora son indocumentados?) a lo político: (¿es esto una amnistía? ¿por qué hacer una legalización cuando hay tanto desempleo?)

“Esto no es un amnistía”, dijo Bennett. “Es un camino muy largo, y complicado, tienen que cumplir muchos requisitos. El uso de esa palabra es una maniobra política y creo que antes que usar ese tipo de afirmaciones estilo eslogan, debemos seguir el liderazgo de los ciudadanos de EEUU, que apoyan esta reforma en su mayoría”.

El senador republicano McCain dijo que aspiraban a lograr un voto elevado en el senado para presionar a la Cámara de Representantes, donde sería más difícil obtener una reforma migratoria. “Creo que vamos a necesitar ejercer una gran presión”, dijo McCain. “Pero me alegra ver que gente como el congresista y reciente candidato a la vice presidencia, Paul Ryan y Eric Cantor están apoyando la idea de la reforma”

El exsecretario de Comercio bajo el gobierno de George W. Bush, Carlos Gutierrez, participó también en el foro y defendió la viabilidad de la reforma a la luz de la situación económica del país. “El que tengamos un desempleo del 8% no es razón para dejar de hacer la reforma, sino todo lo contrario. La realidad es que tener esta reforma va a ayudar a bajar esa cantidad”, dijo Gutiérrez. “Les daré un ejemplo. He hablado con empresarios de restaurantes que me han dicho que la falta de mano de otra suficiente es un obstáculo. Si pudieran tener esa mano de obra legal y disponible, podrían abrir otros restaurantes que dieran trabajo también a ciudadanos estadounidenses”.

Dos catedráticos de USC, un demógrafo y una socióloga también explicaron que la fuerza laboral de EEUU está experimentando cambios que hacen imperativa la necesidad de los trabajadores inmigrantes, particularmente los que puedan estar y venir aquí legalmente, para compensar el envejecimiento de la población nacida en los años del “baby boom” entre 1945 y 1964.

“Los baby boomers son 40% de la fuerza laboral del país, en diez años comenzarán a retirarse y en otros diez años más, se habrán retirado…la cantidad de trabajadores de reemplazo que estamos produciendo no bastan”, dijo Dowell Myers, demógrafo y profesor de USC.

Gutiérrez y Myers indicaron que la tasa de natalidad que existe en Estados Unidos es inferior a la necesaria para crecer la economía: se necesita una tasa de 2.1 hijos por mujer y actualmente tenemos 1.9. En Europa esa tasa es del 1.4. En países como Japón este envejecimiento de la población ha traído ya muchos problemas.

La profesora Pierrette Hondagneu-Sotelo, socióloga, y quien se especializa en el estudio de los trabajadores domésticos, dijo que a diferencia de lo que algunos creen, la economía no sólo necesita a técnicos en computación u otros profesionales de alta cualificación. “Sin el trabajador de servicio, estos profesionales no podrían hacer su trabajo. Los puertos necesitan camioneros, nuestros padres necesitan atención profesional en casa mientras nosotros vamos a trabajar… la mayoría de esa fuerza laboral es latina e inmigrante y es necesaria y lo será cada vez más”, dijo.