‘Ya no ajusta para enviar’

Las remesas a México han caído por noveno mes consecutivo
‘Ya no ajusta para enviar’
Silvia Vargas espera su turno en un negocio de envíos de dinero, para poder mandarle algo a su hermana en Toluca.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Desde que le tocó el recorte en la fábrica para la que trabajaba, hace ya dos años, Silvia Vargas ha tenido que apretar el bolso y no gastar más de lo necesario, y por lo mismo ya no envía lo que solía enviarle a su hermana en Toluca, México.

“Pues como ya no estoy trabajando y mi esposo no gana mucho, hay que hacer ajustes”, dijo esta residente de Boyle Heights que ayer mandaba 300 dólares a su familiar.

Vargas comentó que hasta antes de la recesión económica mandaba a su hermana, quien padece cáncer, hasta 500 dólares cada tres meses, pero ya le ha tenido que bajar.

“Ella entiende que acá también nos está yendo mal y me dice que con lo que le pueda ayudar para su tratamiento está bien”, mencionó.

Cruz Rodríguez es otra que se las ha visto negras para poder mandarle dinero a su hijo que vive en Mexicali, Baja California.

“Ya no ajusta el cheque”, comentó esta señora que recibe pensión del Seguro Social. “Ya no alcanza, allá les está yendo mal, pero acá también estamos muy apretados”.

Sus casos se suman a los miles de mexicanos que viven en Estados Unidos y que han tenido que reducir el dinero que envían a su país para ayudar a sus familias, como lo confirman la cifras dadas a conocer por el Banco de México (Banxico).

Los datos advierten que México está recibiendo menos dinero por concepto de remesas procedentes de Estados Unidos. En el mes de marzo se registró la peor caída en seis meses, con una disminución de 14.7%.

Desde hace nueve meses las remesas han estado en caída libre y fue en septiembre de 2012 cuando se tuvo el mayor declive con 20.24%.

En marzo la cantidad en dólares que recibió México por concepto de remesas fue poco más de 1,783 millones de dólares.

El promedio por envío fue de 301.27 dólares, inferior a los 335.64 que se registraron en marzo de 2012.

El año pasado las remesas mexicanas tuvieron un descenso del 1.57% con respecto al 2011, pero desde el 2007, cuando empezó la crisis económica en Estados Unidos, la caída ha sido del 13.9%.

Es decir, de 26,058 millones de dólares que se enviaron a México en 2007, en el 2012 bajó a 22,445 millones, estableció Banxico.

Después de las ventas del petróleo, las remesas constituyen la segunda fuente de ingresos para México.

Omar Martínez, presidente de la Federación de Clubes Zacatecanos en Los Ángeles, indicó que la disminución de las remesas estanca la economía en las comunidades rurales, que es de donde emigran la mayoría de los mexicanos.

“En las comunidades chicas la única forma de economía es el comercio y las remesas representan el único ingreso que tiene la gente”, mencionó Martínez. “La gente ya no compra como antes, se guardan lo poco que tienen, y eso es también porque los paisanos acá ya no tienen trabajo o no ganan como antes”.

Las condiciones de pobreza se agravan y muchos jóvenes deciden meterse al narcotráfico como una vía extrema de obtener dinero, reconoció.