HACEN VIBRAR AL AZTECA

MÉXICO, D.F. (NTX).— El objetivo de la directiva del América por evitar la “invasión Tigre” en el Azteca cumplió medianamente lo que buscaba, ya que el 40 por ciento de la afición que se dio cita era del cuadro regiomontano.

El aumento del mil por ciento en las entradas tuvo su efecto, el problema es que no solo afectó a los seguidores del cuadro visitante, sino también a los de las Águilas, que no respondieron de buena forma, pues pese a contar con su membresía de este club, no les permitía adquirir sus boletos a un precio razonable.

La idea de evitar mayoría regia en la tribuna inició con el cierre de las taquillas, lo que generó que muchas personas, principalmente del cuadro visitante deambularan en el estacionamiento en espera de conseguir una entrada a un precio razonable.

Lo que no sabían es que los revendedores querían sacar ganancia y los ofrecían entre 600 y mil pesos, los que ellos sí habían comprado en 100 pesos.

Tras haber hecho el viaje, muchos de ellos ya no tenían para poder costearlos, por lo que tuvieron que conformarse con quedarse afuera, en espera de buenas noticias… que al final llegaron: Tigres es superlíder.