‘Star Trek Into Darkness’ va mucho más allá

Director de 'Into Darkness' detalla los pormenores de la secuela
‘Star Trek Into Darkness’ va mucho más allá
El director J.J. Abrams (izq.) con los actores Alice Eve, Chris Pine y Zachary Quinto (der.) en Moscú.
Foto: EFE

LONDRES, Inglaterra.— El capitán Kirk vuelve al puente de mando del Enterprise la semana que viene en Star Trek Into Darkness, una nueva secuela de la saga Star Trek con dosis renovadas de acción que el director J.J. Abrams presentó el fin de semana en Londres.

La legendaria nave entrará en el hiperespacio por primera vez en formato tres dimensiones en un filme que se estrenará el viernes 17 de mayo y que será el decimosegundo de una franquicia que continúa la estela de la serie de culto del mismo nombre, que se estrenó en la televisión en la década de 1960.

Abrams, autor de series como Lost y filmes como Super 8, ya había revitalizado en 2009 la saga Star Trek para la que reunió a una tripulación rejuvenecida para una de las naves más célebres de la ciencia ficción.

“Esta vez hemos querido ir más allá en todos los sentidos. Hay planetas volcánicos, persecuciones estelares salvajes y unos efectos especiales increíbles, pero también hay una historia más rica en matices”, afirmó el director.

En esta segunda parte de su revisión de la saga galáctica, “la tripulación del Enterprise se enfrenta a retos mucho más exigentes”, añadió. “Deben lidiar con dilemas morales, hacer frente a problemas de confianza y lealtad, decidir en qué lugar quedan los principios cuando te encuentras en una situación extrema”.

Como en 2009, Chris Pine es el respetado capitán Kirk, un héroe siempre escoltado por el primer oficial Spock, un descendiente de Vulcano que vive un profundo conflicto para armonizar la lógica con las emociones, al que da vida Zachary Quinto.

“Siempre ha habido la sensación de que un personaje no sería lo mismo sin el otro”, señaló Pine sobre la relación entre Spock y Kirk, un personaje que en esta historia debe enfrentarse a sus demonios internos.

Al capitán “le encanta saltarse las reglas, siempre ha tenido esa despreocupación, ese desenfadado que le convierte en encantador, pero en esta misión tendrá que enfrentarse a muchas dudas”, apunta el actor, que subraya el hecho de que Abrams combina con maestría la acción de la película con los matices psicológicos.

“No importa lo fantástica o increíble que sea la escena que está rodando, siempre sabe cómo conectar con el público. Hay secuencias de acción increíbles en esta ocasión, pero en el fondo de todo siempre hay un núcleo de emociones humanas”, explicó Pine.

La nueva misión del Enterprise es también un reto moral para Spock: “Creo que para el primer oficial esta historia representa la necesidad de comprender lo que significa estar emocionalmente disponible, lo que implica la amistad”, señaló Quinto.

El reparto lo completan el neozelandés Karl Urban, en la piel del doctor Leonard McCoy, “Bones”; el británico Simon Pegg, que interpreta el ingeniero jefe “Scotty” y la estadounidense Zoe Saldaña, que es la oficial de comunicaciones Nyota Uhura.

Ésta apuntó que la relación entre Spock y su personaje “sorprendió a todo el mundo en la primera película” y apuntó que “la única forma de seguir adelante era continuar profundizando”.