Tres minutos para una fatal tragedia

Se incendió en plena vía, murieron 5
Tres minutos para una fatal tragedia
Imagen de un video que fue grabado por Roxana y Carlos Guzmán el sábado, la noche del accidente.

SAN FRANCISCO.— Los investigadores trataban ayer de determinar por qué una limusina se incendió repentinamente en un puente de San Francisco matando a cinco de las nueve mujeres que iban a bordo, incluyendo una de ellas que estaba comprometida para casarse.

La tragedia ocurrió el sábado por la noche cuando el coche Lincoln Town cruzaba el puente San Mateo-Hayward.

Una de las mujeres se quejó con el chofer Orville Brown de que había humo y para cuando el chofer frenó y salió del auto, la cabina trasera de la limo estaba envuelta en llamas. Brown dijo que el vehículo se incendió en apenas 90 segundos. La novia y sus ocho amigas estaban aún dentro del coche, pero otros automovilistas rápidamente lograron sacar a tres de ellas, aunque dos seguían en condiciones críticas ayer. Una mujer consiguió escabullirse por el separador entre la sección de pasajeros y el compartimiento del chofer, le dijo Brown a las autoridades.

Pero las otras cinco, incluyendo la prometida, quedaron atrapadas.

Las cinco fueron halladas muertas cuando los bomberos extinguieron las llamas, todas amontonadas junto al separador, al parecer incapaces de abrirse paso.

“Me imagino que estaban tratando de alejarse de las llamas y usar la ventana del separador como escape”, dijo el forense del condado de San Mateo Robert Foucrault, quien reveló las declaraciones hechas por el chofer a los investigadores.

El Departamento de Bomberos investiga las causas del siniestro mientras que la oficina del forense trabaja junto con la Patrulla de Caminos de California (CHP) para determinar si hubo actividad criminal.

“No pensamos que la hubo”, dijo Foucrault.

Familiares le dijeron a los diarios The San Francisco Chronicle y San Jose Mercury News que una de las fallecidas era Neriza Fojas, una enfermera de 31 años residente en Fresno que dentro de unos meses se iba casar y estaba planeando viajar a su natal Filipinas para celebrar con su familia. Sus amigas en la limusina eran también enfermeras.

Brown dijo que recogió a las mujeres en Oakland y las estaba llevando al Hotel Crowne Plaza en Foster City. La hermana de fojas, Rosalyn Bersamin, le dijo al Chronicle que luego de una noche de fiesta, Fojas y sus amigas se dirigían al hotel para una fiesta con su nuevo esposo.

Una imagen aérea poco después del incidente mostraba casi un tercio de la limusina quemada, sin luces traseras ni parachoques, y al parecer descansaba sobre sus rines. El resto del vehículo parecía no tener daños.