Ubaldo no era un caso perdido

El otrora estelar pitcher dominicano reverdece laureles con Cleveland

Ubaldo no era  un caso perdido
Jiménez recupera su forma.
Foto: AP

NUEVA YORK (AP).— Justo cuando parecía que Ubaldo Jiménez no tenía remedio alguno, el derecho dominicano ha empezado a mostrar destellos del pitcher dominante que hace tres años lanzó un juego sin hit y se ganó la oportunidad de abrir un Juego de Estrellas.

El “Ubaldo malo” eclipsó al “Ubaldo bueno” desde que fue transferido de los Rockies de Colorado a los Indios de Cleveland en 2011.

Su efectividad de 5.40 el año pasado fue la tercera peor en Grandes Ligas, y la quinta más alta de un abridor en la historia de la franquicia de los Indios.

Su 2013 comenzó igual de pésimo al permitir 18 carreras en 11 innings al enfrentar a los Yanquis, Medias Rojas y Astros en tres salidas seguidas para que su efectividad se dispara por encima de 10.00.

Con 29 años y sin haber sufrido ninguna lesión de gravedad en su trayectoria de ocho campañas, Jiménez lucía como un caso perdido.

Sin embargo, tras hilvanar un par de buenas aperturas, Jiménez ha vuelto a ilusionar a los Indios.

¿Será que Jiménez ha encontrado la manera de evitar derrumbarse ante el primer momento de adversidad en el montículo?

La última señal alentadora de un cambio positivo se produjo la noche del lunes pasado, cuando toleró dos carreras y cuatro hits al cubrir cinco innings y dos tercios ante Oakland para dejar en 2-2 su foja.

Con ocho ponches, Jiménez superó la barrera de los 1,000 en su carrera. Lo hizo contra la paciente tanda de bateadores de los Atléticos, primeros en las Ligas Mayores en carreras anotadas y extrabases.