Adobe cambia programa a suscripción a plazos

La empresa de plataformas creativas sigue los pasos de Flickr y Hootsuite al colocar sus programas a un servicio de suscripción mensual o anual
Adobe cambia programa a suscripción a plazos
Adobe busca eliminar la piratería de sus programas.
Foto: AP / Adobe

Al igual que compañías como Salesforce.com, NetSuite y Google, Adobe Systems se suma al modelo de suscripción basado en la nube y anunció que las actualizaciones para programas como Photoshop, Illustrator y Flash, estarán disponibles sólo a través de suscripciones en línea.

A partir de ahora el paquete de software Creative Suite se convertirá en Creative Cloud y no podrá comprarse con una licencia de uso individual o colectiva a perpetuidad, sino que será un servicio de alquiler mensual o anual.

De esta manera los programas se instalarán en la computadora y podrán usarse sin conexión a internet. Sin embargo, es necesario validar la licencia del servicio cada 30 días y hay que tener una cuenta activa para conseguir actualizaciones o ciertas herramientas.

Hasta ahora Adobe ofrecía este servicio, pero sólo como una opción más. No obstante, esta estrategia apunta a la tendencia general de software y servicios que pululan en la red como Spotify, Office, Google y Flickr, por mencionar algunos.

El antecedente inmediato de esta iniciativa tomada por Adobe fue realizada por Microsoft, cuando a finales de enero de este años presentó su nueva versión de Office y por primera vez la opción disponible para los usuarios como un servicio de suscripción. En este caso se puede comprar la caja con el software como siempre, pero también se abrió la posibilidad de alquilar el programa y acceder a él como un servicio.

Foto: Adobe

Para la compañía la ventaja más evidente es que probablemente consiga frenar el fenómeno de la piratería, ya que para poder usar Photoshop, aunque sea un programa instalado en la computadora, habrá que estar dado de alta en el servicio Creative Cloud.

Por otra parte, desde el punto de vista empresarial, Adobe pasa a tener una fuente de ingresos relativamente estable mes a mes en lugar de depender de grandes ingresos cíclicos con cada nueva versión, mientras que para el usuario también parece una opción algo más económica.

Actualmente los clientes pueden adquirir el Creative Suite 6 Master Collection, con todas las herramientas de Creative Suite, por un precio de dos mil 599 dólares, mientras que comprar una suscripción de Creative Cloud sólo implica un gasto de 74.99 dólares mensuales, los cuales se reducen a 49.99 dólares al mes en caso de una suscripción anual.

Las actualizaciones estarán disponibles únicamente a través de suscripciones en línea a partir del 17 de junio de este año. Por otra parte, el director de marketing de Creative Cloud, Scott Morris aseguró el fin de las compras mediante licencia “El 100% de lo que hacemos será en Creative Cloud, no habrá nueva versión de Creative Suite”, dijo.

Respecto al destino de Creative Suite, también comentó: “Tenemos la intención de seguir apoyando y vendiendo Creative Suite 6 y los clientes pueden seguir comprándolo en un futuro inmediato”, dijo Morris.