Reacciones a la primera audiencia de reforma migratoria

La próxima semana, el Senado discutirá el proceso de legalización para los indocumentados
Reacciones a la primera audiencia de reforma migratoria
Activistas pro inmigrantes acudieron al debate del Senado sobre la reforma migratoria.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.- Fue un avance considerable. El Comité Judicial del Senado debatió 32 enmiendas relacionadas a seguridad fronteriza, ayer, en su primera sesión de trabajo sobre una reforma migratoria. Cinco propuestas que amenazaban con limitar o extender el acceso al estatus de Inmigrante Provisional Registrado (RPI), fueron derrotadas.

Con oraciones y abrazos, grupos de madres, jóvenes y organizaciones pro inmigrantes iniciaron con esperanza, la primera jornada de discusión sobre una reforma migratoria, en el salón 216 del edificio Hart.

Comité Judicial del Senado aprobó 21 enmiendas

Los 18 legisladores que integran el comité, aprobaron 21 enmiendas, 8 de ellas fueron propuestas por republicanos.

“Tengo mucha esperanza. Sabemos que tratarán de derrotar la reforma, pero tenemos fe. Nosotros estaremos aquí presionando”, dijo Berta, una de las integrantes de la organización “Dreamer’s Moms”, quienes vestidas de azul y con una rosa en sus manos, viajaron especialmente a escuchar la audiencia.

Las propuestas más controversiales para la legislación, fueron presentadas por los senadores Charles Grassley (R-IA), Mike Lee (R-UT), Ted Cruz (R-TX), Jeff Sessions (R-SC) y John Cornyn (R-TX).

Seguridad en la frontera predominó en la primera audiencia

Las cinco enmiendas tenían en común, la intención de imponer nuevas herramientas para asegurar la frontera, dando pruebas de su efectividad, antes de acceder al estatus de RPI o la aplicación para una residencia permanente.

En especial, la enmienda de Cruz, habría cuadruplicado la infraestructura y tecnología, además de aumentar los agentes de la patrulla fronteriza a más de 60,000. También habría retrasado en 10 años el acceso al estatus de RPI.

El senador Charles Schumer (D-NY) -uno de los autores del proyecto de ley-, dijo que incluso si incorporaran “todas las provisiones sobre seguridad, aún así, Cruz no votaría por la propuesta, si contiene legalización para indocumentados”. Eso generó un momento de gran tensión en la jornada.

Los dos republicanos que integran el “Grupo de los 8“, Lindsey Graham (R-SC) y Jeff Flake (R.AZ), se alinearon con los demócratas, para derrotar las enmiendas. Una buena señal, respecto a la fuerza de la coalición bipartidista que está defendiendo el plan.

“Este fue un muy buen comienzo, la coalición en favor de la reforma se mantuvo. Los demócratas están unidos. Graham y Flake estuvieron firmes en su apoyo para evadir enmiendas conflictivas. Tal vez tengamos el apoyo del senador Orrin Hatch (R-UT)”, explicó Frank Sharry, director ejecutivo de Americas Voice.

“Las propuestas que fueron aceptadas, no tocaron los elementos fundamentales de la reforma. Tengo mucha más confianza ahora”, agregó.

Tras la jornada de ayer, terminaron los cambios al Título I del proyecto de ley, dedicado a seguridad fronteriza. El comité judicial se volverá a reunir el próximo martes, para continuar con el resto del plan.