Red Bulls: una faena que debe mejorar

A pesar de marchar en primer lugar de la MLS, el equipo no se muestra sólido

Nueva York — A pesar de que los Red Bulls completan las faenas, sus astas podrían estar mejor afiladas.

Ese parece ser el sentimiento general dentro del equipo que, a pesar de marchar puntero en el Este de la MLS, sigue mostrando deficiencias en su accionar, tal y como lo manifiesta su líder tanto en el vestidor como en el terreno de juego, el francés Thierry Henry.

“Es raro porque algunos de los partidos que perdimos al principio de la temporada no siento que debíamos haberlos perdido. Y ahora no siento que estemos jugando tan bien como estábamos jugando al principio de la temporada”, dijo el delantero galo que se vistió de héroe al marcar los dos goles con que su equipo derrotó al Impact de Montreal la noche del miércoles.

El segundo gol, una chilena espectacular que se clavó a ángulo cruzado, fue una obra maestra que demostró que el veterano exjugador del Arsenal y la selección francesa todavía tiene bastante fútbol, pero eso fue algo que quedó en segundo plano en la mente de ‘Titi’.

“Sabía que debíamos anotar un segundo gol porque no podríamos mantener esa ventaja de uno cero de la manera que estábamos jugando. Por eso ese gol era importante porque hizo la diferencia sin importar como lo metí”, comentó.

“Además, no pude apreciar el gol porque cuando salí de cambio me volví loco en la banca viendo como terminamos el partido. Eso es lo que tengo en mi mente en este momento”.

A decir del francés, que con sus dos tantos llegó a cinco en el torneo, el equipo juego peor ahora que como comenzó la temporada a pesar de que los resultados digan otra cosa.

“No sé que nos continúa sucediendo; anotamos y nos relajamos. Creo que defendimos bien todo el partido hasta después del segundo gol. Pero ahí tuvimos un minuto de locura en el que permitimos un gol y casi nos anotan el segundo. Debemos terminar los partidos mejor de que lo hicimos”, aseguró.

Red Bulls, que ha ganado cuatro de sus últimos cinco partidos, viaja a Nueva Inglaterra para enfrentarse al Revolution, una aduana que se presenta dura por la naturaleza de su terreno y por que el los revolucionarios contarán con una cara conocida para el equipo de Nueva York.

“Es un partido difícil en un campo… …la verdad yo no soy fanático para nada del (pasto) sintético. Es para mi lo peor que se ha inventado”, manifestó el delantero Fabián Espíndola.

Además de lidiar con la grama artificial, los ‘energéticos’ deberán contener al delantero Juan Agudelo, quien se sumará al equipo patriota tras haber iniciado la campaña con Chivas USA, equipo en el que marcó dos goles en seis apariciones.

“Imagínate van a venir con todo ahora que tienen a Agudelo. Así que nosotros debemos ir pensando en los errores que no podemos cometer para seguir con esa racha”, aseguró el defensa Jamison Olave.

Otro factor que afecta al equipo es que este será el tercer partido consecutivo en apenas una semana, algo que podría afectar el rendimiento de algunos jugadores que no han visto descanso.

“Yo soy una persona que piensa que el campo sera difícil para todos. Esa no va a ser la mayor dificultad. El problema es que vamos a jugar el tercer partido consecutivo en una semana; quizás sea momento de que entren a jugar algunos que no han visto tanta actividad para que nuestro equipo se recupere”, subrayó el mediocampista Juninho.