TLC impone retos de infraestructura a Colombia

Colombia busca la manera de mejorar el transporte interno y el manejo de mercancías ante la llegada del Libre Comercio con EEUU, Latinoamérica y la Unión Europea.
TLC impone retos de infraestructura a Colombia
El presidente Juan Manuel Santos ha buscado acuerdos con diferentes economías.
Foto: Archivo

BOGOTÁ.- La entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, Latinoamérica y muy pronto con Europa, debe llevar a Colombia a reactivar el sistema férreo para ser más competitiva, consideraron expertos.

Consultores internacionales y legisladores coincidieron en que si Colombia no le apuesta a una transformación vial, que incluya la modernización de su red férrea, desaprovechará los beneficios que le puede ofrecer la apertura de mercados global.

“Colombia tiene un atraso no solo en su sistema ferroviario, sino en sus carreteras, aeropuertos y puertos marítimos que lo colocan en desventaja para competir con otros Estados”, declaró el internacionalista Carlos José Herrera.

Para el experto en gestión pública, por su geografía este país sudamericano debe pensar en proyectos que conecten corredores estratégicos para la movilización de la carga que recibe y exporta, “si realmente quiere ser competitivo”.

El senador Iván Name consideró a su vez que con más de 10 TLC vigentes, Colombia debe pensar no solo en modernizar la red ferroviaria actual, sino en poner en marcha el “Tren Caribe” para responder al reto comercial.

Según el congresista, con un megaproyecto como este, se complementaría el sistema de transporte tradicional por carretera, que en este momento moviliza más de 300 mil vehículos de carga a diario por las vías colombianas.

Con el “Tren del Caribe” se buscaría atender la demanda de mercancía que acumulan los puertos de Cartagena, Santa Marta y Barranquilla, donde está concentrado un alto volumen de la carga que ingresa del exterior, explicó.

“El tema del transporte se ha convertido en un problema, no solo en materia de infraestructura, sino de modernización de la flota. Por esa razón la ejecución de un sistema multimodal que incluya el férreo, cada vez cobra más sentido”, dijo.

En opinión del senador opositor Jorge Robledo, Colombia “presenta un atraso de transporte fluvial y ferroviario, que sumado a la deficiente infraestructura de carreteras, ha traído como consecuencia un incremento de fletes y costos de exportación”.

El gobierno colombiano parece estar consciente de esa situación y por eso se propone agilizar varios proyectos en esa materia, entre ellos revivir la línea férrea con la reparación de mil kilómetros de vías y la construcción de otros 600.

Según un informe publicado el pasado año por la revista Semana, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) alista un plan para conectar el centro del país con los puertos de la Costa Atlántica y Pacífica para aumentar la movilización de carga.

De acuerdo con la publicación, “ya se dio un primer paso al poner en funcionamiento 150 kilómetros del tren del Pacífico entre la ciudad de Yumbo y el puerto de Buenaventura”, el cual recibe el 60 por ciento de la mercancía que llega al país.