Beto Cuevas presentará su libro en LéaLA

El cantante chileno presentará su música y libro en la Feria del Libro de Los Ángeles, LéaLA.
Beto Cuevas presentará su libro en LéaLA
Beto Cuevas mostrará su faceta de pintor en LéaLA.
Foto: EFE

Beto Cuevas ha mostrado ser un artista completo. Y no es que de la noche a la mañana se le ocurriera dibujar, pintar o escribir un libro.

Lo de la pintura es una cualidad innata. La música surgió en él de manera fortuita y lo de la escritura no es algo que domine del todo, el periodista Javier Andrade fue coautor en esa obra.

La vida de quien fuera vocalista de la disuelta banda chilena La ley, ha quedado impresa en El arte de ser Beto Cuevas, una obra que recopila un voluminoso puñado de dibujos, pinturas y fotografías del artista y que será presentada durante LéaLA, la Feria del Libro en Español en Los Ángeles.

“[El libro] fue una idea que estaba rondado desde hacía un tiempo y el año pasado sentí que era un buen momento para hacerlo, aunque tuve dudas porque en ese momento estaba haciendo muchas cosas”, relató.

Entrevistado en uno de los salones de la Biblioteca Central de Los Ángeles, Cuevas explicó que esas dudas se disiparon cuando comenzó a revisar sus dibujos y pinturas, y su amigo Javier, le ayudó apoyado de una grabadora a explicar el significado de ellos y cómo formaban parte de su vida.

“Me entregó un documento estructurado, muy bien escrito y entonces me pareció que era el momento y la persona más lógica para hacer el proyecto”, sostuvo.

El libro es una biografía del cantante que fue preparada en mes y medio. Habla de las diversas épocas de su vida que comienza, lógicamente desde su niñez. Cuando a los tres años de edad dejó su natal Chile, para irse a radicar junto con sus padres a Venezuela donde vivió por siete años y de ahí viajar toda la familia a vivir a Montreal, Canadá.

“Un cambio total, pero también donde inicia una etapa de mi vida donde me abrí culturalmente al mundo”, dijo. “Crecí con gente de muchos países y eso me ayudó a desarrollarme”.

En el libro, Cuevas habla de su infancia en Venezuela en la década de los 70s. De su retorno a Chile en 1988 —un episodio en el que aclara que nunca estuvo en exilio por los problemas políticos generados por la dictadura en su país— y comenta también su simpatía por Hugo Chávez.

Sobre su etapa musicalhace revelaciones que detallan los motivos que provocaron la ruptura de La Ley, su desencuentro con Roger Waters (Pink Floyd) y su separación de la modelo Estela Mora, con quien procreó una hija, Martina.

Todas esas historias sin embargo, se mezclan entre el arte plástico y el dibujo, que han sido su mayor fuente de inspiración.

“Soy una persona que ama dibujar, todos los días tengo que crear algo que no existía ayer”, comentó. “Es parte de mi personalidad, para mi dibujar es una necesidad, no soy una persona impulsiva-compulsiva que desarrollé adicciones al alcohol o las drogas, pero quizá si hablara de una adicción es la de crear”.

Cuevas comentó que “no soy una persona prejuiciosa, soy bastante abierta y tolerante”.

Lo último lo ha puesto en práctica en las últimas semanas con los comentarios agresivos y burlescos que recibió de León Larregui, vocalista de Zoé, en relación con la publicación de su libro.

“Creo en la democracia, en la libertad de expresión. Que una persona me critique, bien por eso, está ejerciendo su libertad de expresión”, dijo. “Respecto a lo que opina una persona que no ha leído el libro, más bien me permite invitarla a que lo lea y que entienda un título —del libro— que puede parecer pretencioso, estoy de acuerdo, pero que lo lea primero”.

Y es que el título de El arte de ser Beto Cuevas, realmente lo es y Cuevas lo afirma pero también lo justifica.

“El título me lo propuso Javier y sí, le dije que me parecía pretencioso, pero me explicó en lo que él se había inspirado y tenía mucho sentido”, explicó. “Un amigo mío, un actor muy famoso en Canadá, con quien estudié desde la primaria me escuchaba cantar cuando era adolescente… y cuando después de años regresé, le regalé mi disco de La Ley, cantando bien, con estructura y le contó a Javier que se dijo así mismo: ‘cuando escuché eso me pareció que la mejor obra de arte de Beto es él mismo, porque se reinventa y cuando se atreve a hacer algo no para. Y en eso tiene razón”.