México, catapulta para la carrera de cantantes

México ha sido una catapulta para la carrera de cantantes de varias nacionalidades

Pablo Alborán
Pablo Alborán
Foto: Fotos: Associated Press

MONTERREY, México.— Tradicionalmente, México ha sido una catapulta para la carrera de cantantes de distintas nacionalidades. En específico, los españoles han hecho escuela y encontrado una veta de fans incondicionales en México.

El fenómeno comenzó en la prehistoria de la “música moderna” con artistas como Rocío Dúrcal, Raphael, Julio Iglesias o Camilo Sesto en los años 60s y 70s. Luego se aceleró en la década de los 80s, con el pop y el boom del rock en tu idioma y la presencia de Miguel Bosé, Mecano, Hombres G o Duncan Dhu, y vivió su apogeo en los 90s, marcadamente con el ascenso al estrellado de Alejandro Sanz. Pero iniciado y ya bien entrado el siglo 21, las reglas cambiaron.

El público está ahí y la fórmula puede estar probada (unir carisma con historia, melodía y sentimiento), pero la capacidad de atención y las formas de consumir música por parte del fan en potencia son volátiles y caprichosas.Aquí te mostramos cuatro propuestas de intérpretes españoles. Algunos son conocidos y otros, aunque son exitosos en España, dan sus primeros pasos en territorio mexicano. ¿Cómo crees que les vaya a ir?

Pablo Alborán

Con dos años de carrera, tres álbumes publicados (Pablo Alborán, 2011; En Acústico, 2011; Tanto, 2012) y 20 discos de platino conseguidos, Alborán es el artista que más vendió en España en el 2011 y 2012.

“Es gratificante, muy emocionante ver que de pronto estamos viajando constantemente, haciendo giras y poder vivir dignamente la música, que es mi sueño”, acepta el cantautor malagueño.

“Aunque haya sido rápido, sí estuvimos mucho tiempo preparando el primer disco, tres años y medio, meditando qué podría pasar y qué no. Al final, recuerdo que cuando salió fue un: ‘¡Por fin!’”.

El éxito inicial de Alborán fue producto de las redes sociales, en especial de YouTube, y esta semana se cumplieron tres años de que subió el video original de Solamente Tú, que acumula casi siete millones de visitas.

“Cuando llevaba tres años [de producción], tenía que enseñarle a la gente lo que estaba haciendo, subí los videos a YouTube y todo se disparó”, recuerda.

“La compañía sí confiaba en mí pero con esto se dio cuenta que había un público, sabíamos hacia dónde ir, las redes sociales de internet me ayudaron mucho”.

India Martínez

Es una cantante andaluza en toda la extensión de la palabra. Su estilo mezcla sus raíces flamencas con pop y, a sus 27 años, pisa por primera vez el País con Otras Verdades, su cuarto álbum de estudio bajo el brazo.

“Vengo con mucha ilusión. Por la afición que ustedes tienen por la música; por esa manera de sentir muy grande, muy de raíz. En México sienten ese respeto y esa plenitud en las canciones. Las que te hablan con mensajes directos”, explica.

India asegura que el flamenco le ha ayudado a entender otras músicas, especialmente las étnicas, como la árabe, la india o rumana, que ha conocido en el camino.

“Lo que encuentro en todas es el sentimiento a la hora de cantarlas o de escucharlas y que, sin saber el idioma, sin entender lo que dicen, puedo sentirlo”, dice.

La promesa de un público amante y apasionado de la música es lo que la hizo venir al País, como otros colegas suyos lo han hecho ya.

“Tenía muchas ganas de conocer el público de aquí para ver qué conexión tenemos y de qué forma sienten la música, y vivirlo en primera persona. [Para hacerlo] mi única estrategia es cantar de corazón, y nada más”.

Álex Ubago

Cuando inició su carrera en el 2001 era un joven de 20 años, pero en el 2012, mientras grababa Mentiras Sinceras, su quinto disco de estudio, se estrenó como papá a los 31 años.

“Estuvo súper bien porque la fase que trabajamos antes de que naciera mi hijo fueron los arreglos e instrumentación y después de que nació Pablo regresé para la cantada. Estuvo bien porque llegué con una energía súper buena”, recuerda en entrevista.

En el álbum habitan el romanticismo y la narrativa que han hecho que Ubago sea uno de los cantautores en español más reconocidos en la última década, en la que además de cantar en solitario formó parte del proyecto Alex, Jorge y Lena.

A sus melodías las remata la minuciosa labor de hilar historias que, con un sentimiento de cotidianidad y cercanía, han sabido llegar al oído de sus fans y a sus rincones más íntimos.

“A veces puede pasar que haya mentiras en las canciones, en el sentido de que puede haber cosas que uno se inventa. Pero normalmente siempre están inspiradas en historias y en sentimientos muy reales, que pasan de verdad, pero también se puede dejar un lugar a la ficció”, asegura.

Sergio Dalma

El catalán de 48 años regresa con Via Dalma, una colección de temas italianos que fueron éxitos en sus versiones en español.

“Algún día tenía que hacer este disco por la similitud al interpretar, por mi color de voz y mi tesitura. Pero era consciente que tenía que enfrentarme a canciones que eran íconos, por lo que tenía que tener una mayor madurez”, explica.

El disco fue bien recibido en España y Argentina, pero —como él mismo acepta— México es un mercado complicado.

“La gente te puede recordar por Bailar pegados o Esa chica es mía, pero estamos hablando del 2013. Sergio Dalma canta de otra manera, tiene otro mensaje y hay un público que a lo mejor me ha seguido desde aquella época; pero hay un público joven que dice: “A ver, qué nos ofreces’”.

“Tenía en la cabeza la interpretación original, pero no quería que fuera un karaoke. Tenía que dar mi personalidad y mi interpretación en cada una de ellas y fue complicado porque yo quería que sonaran ‘a Dalma’”, dice.