La fiebre de crear todo con impresoras 3D

Surge la tendencia a recrear cosas con impresora 3D está llevando a los desarrolladores y creativos de todos los rincones a exponer sus creaciones

Discos de vinil también son copiados en impresoras 3D
Discos de vinil también son copiados en impresoras 3D
Foto: AP

Desde la noticia de la construcción de la pistola ‘real’ que se puede construir con una impresora, muchas otras cosas prácticas han salido a la luz. Pareciera que el tener cerca una de éstas impresoras podría resolverte gran parte del día, o al menos, darte un espacio en algún rotativo.

El objetivo central de las impresoras 3D era, hasta entonces, ayudar a los diseñadores y arquitectos, maquetas y ensayos sobre ciertos objetos físicos para darse una idea de cómo podrían funcionar en la vida real.

Antes de que se inventara tal máquina, personas de todos los oficios tenían que crear casi artesanalmente sus productos. Ahora, gracias a la nueva generación de impresoras 3D, no sólo tienen un resultado real en instantes (y sin tener que ensuciarse las manos en bricolaje o cualquier otro material) sino que dichas máquinas han llegado a tener tal definición que pueden suplantar los objetos, tal como el caso de la famosa arma.

Queda claro que si bien, el arma “Lieberator” llamada así por su creador original, hay otros objetos de uso personal que se han diseñado y que pone a pensar a más de uno si es que en el futuro será necesario comprar los objetos, o sólo comprar los archivos para reproducirlos en casa, como le ha pasado a la industria literaria, y a la musical, por ahora.

Pero veamos al menos tres objetos que sorprendentemente acompañan a la pistola 3D.

El primero de ellos son discos de vinil que reproducen la música como uno de verdad. Amanda Ghassei, ha recreado al menos un par de ellos con ayuda de una impresora 3D, y aunque queda claro que hay un camino largo para lograr la perfección en la reproducción musical, ya se está en el camino. También ha publicado un manual sobre cómo hacerlo.

3D Printed Record – Audio Tests from Amanda Ghassaei on Vimeo.

Otro caso es el del niño Liam, que recibió una mano prostática hecha con una impresora 3D, que evidentemente reduce los costos de un producto que el niño probablemente desechará debido a la etapa del crecimiento en la que se encuentra. Dicho proyecto, es parte de uno de una compañía llamada “Robohand” que fue creada en colaboración para desarrollar prótesis alternativas a muy bajo costo.

Uno más, es el caso es el diseño hecho exclusivamente para la vedette Ditta von Teese en el que un vestido fue hecho en impresora 3D, creado en 17 partes diferentes, y adornado con cristales de Swarovski. El diseño fue hecho completamente en un iPad por los diseñadores Michael Schmidt y Francis Bitonti, y se mandó imprimir en la compañía Shapewavs

Y el proyecto más grande, el auto Urbee2, creado completamente en una impresora 3D, con un motor híbrido con una velocidad máxima de 56 km/h y que se compone de 50 días. Claro está que la creación tarda en estar lista unos 104 días, y su costo, todavía elevado, está por encima de los 50 mil dólares.

Y a ti¿ qué otro tipo de objetos te gustaría ver hecho en una impresora 3D?