2-0. El Deportivo vence al Espanyol e incendia la lucha por la permanencia

Bruno Gama y Nelson Oliveira han dejado al rojo vivo la lucha por esquivar el descenso con dos goles que permitieron al Deportivo sumar una victoria clave en su pugna por la permanencia (2-0), ante un Espanyol que se aleja de Europa. Fernando Vázquez, entrenador del Deportivo, ha recordado después de la victoria ante el Espanyol que todavía quedan dos pasos por delante en la carrera por esquivar el descenso y ha valorado el "corazón" que puso su equipo esta tarde sobre el césped de Riazor. Javier Aguirre, entrenador del Espanyol, ha asegurado tras la derrota de su equipo ante el Deportivo (2-0) que el sueño de jugar en Europa la próxima temporada ya es prácticamente una quimera.

La Coruña, 19 mayo (EFE).- Bruno Gama y Nelson Oliveira han dejado al rojo vivo la lucha por esquivar el descenso con dos goles que permitieron al Deportivo sumar una victoria clave en su pugna por la permanencia (2-0), ante un Espanyol que se aleja de Europa.

La Coruña, 19 may (EFE).- Fernando Vázquez, entrenador del Deportivo, ha recordado después de la victoria ante el Espanyol que todavía quedan dos pasos por delante en la carrera por esquivar el descenso y ha valorado el “corazón” que puso su equipo esta tarde sobre el césped de Riazor.

La Coruña, 19 may (EFE).- Javier Aguirre, entrenador del Espanyol, ha asegurado tras la derrota de su equipo ante el Deportivo (2-0) que el sueño de jugar en Europa la próxima temporada ya es prácticamente una quimera.

El partido sirvió para traer mejores tiempos a la memoria de los aficionados que acudieron a Riazor, pues hoy se cumplían 13 años desde que el 19 de mayo de 2000 el equipo coruñés conquistara su primer y único título de Liga, precisamente en otro enfrentamiento entre el Deportivo y el Espanyol que terminó con el mismo resultado, aunque con unas connotaciones totalmente distintas a las actuales.

“Conseguimos la victoria con problemas, como es normal y evidente, pero pienso que con justicia, así que es un primer paso importante, porque la única alternativa posible que teníamos era ganar tres de tres encuentros y ya hemos conseguido el primer triunfo”, señaló el técnico gallego.

“Europa está difícil, por no decir imposible, pero nuestra obligación es seguir siendo honrados, dignificar nuestra profesión y nuestro escudo, porque no tengo nada que reprocharle a nadie”, explicó el técnico mexicano.

El Espanyol quería dejar claro desde los primeros instantes que no llegaba de paseo a Riazor y que no se rendía en su lucha por entrar en Europa, así que a los tres minutos llegó el primer aviso, en un centro desde la banda derecha de Sergio García que Stuani estrelló de cabeza en el larguero, cuando la afición coruñesa ya se temía lo peor.

El encuentro ante el Espanyol dejó buenas y malas sensaciones a Fernando Vázquez, aunque quiso destacar la actitud como equipo de sus jugadores.

Aguirre insistió en que el acierto fue el factor fundamental que sirve para explicar la derrota del Espanyol en Riazor, aunque no quiso dejar pasar la ocasión de felicitar al Deportivo por el triunfo.

El Deportivo se repuso pronto del susto y en el primer cuarto de hora dispuso de tres oportunidades para inquietar a Cristian Álvarez, primero en un remate demasiado cruzado de Riki, luego en una chilena desviada de Zé Castro y finalmente en un mano a mano casi sin ángulo de Pizzi, que salvó el portero del Espanyol con una buena intervención.

“Lo que más me gustó es el corazón que puso el equipo, por encima de que en el aspecto racional del fútbol tuvimos algún error importante, pero los jugadores siempre creyeron que podíamos ganar y fueron a por el partido, y pienso que golpeamos más que el Espanyol”, insistió.

“Si el rival tiene más acierto que tú, enhorabuena, porque pienso que se vio un espectáculo agradable, con mucha tensión sobre el terreno de juego, y ganó el equipo que tuvo más acierto, porque el negocio de esto es hacer goles”, argumentó.

El partido entró entonces en una fase de juego anodino, en la que no estaba claro si el Deportivo llevaba más la iniciativa por deseo propio o por la voluntad del Espanyol de ceder terreno para buscar algún contraataque, pero la realidad es que ninguno de los dos equipos parecía estar cerca del gol.

Al entrenador del Deportivo no le gustó demasiado el comienzo del encuentro, ya que detectó cierto nerviosismo en sus jugadores por la importancia del partido.

El entrenador del Espanyol también quiso destacar el buen papel del portero Cristian Álvarez, que tomó ante el Deportivo el relevo en la portería a Kiko Casilla.

El descanso sirvió como inyección de adrenalina para los dos equipos, con una segunda parte que empezó con un ritmo frenético, ya que el Espanyol sólo necesitó un minuto para meter el miedo en el cuerpo a la afición del Deportivo.

“Parecía que al principio nos iba a comer el Espanyol, estuvimos un poco despistados en las primeras carreras, pero poco a poco solucionamos los problemas y ganamos algo de tranquilidad, dejando atrás esos primeros pasos tan nerviosos”, recalcó.

“Cristian estuvo francamente bien, en el tono del equipo, porque evitó una ocasión del Deportivo y no pudo hacer nada en los goles, y digo esto a pesar de que no me gusta destacar a nadie, pero con el tiempo de inactividad, estuvo notable”, aseguró.

Wakaso organizó un rápido contraataque para dejar a Sergio García completamente solo ante Aranzubia, pero el portero sacó una mano salvadora para ralentizar el disparo y dar tiempo a Sílvio para despejar el balón cuando ya se colaba en la portería, ante las protestas de los jugadores del Espanyol, que reclamaron un supuesto gol fantasma.

Fernando Vázquez hizo una apuesta en el último cuarto de hora por una defensa de cinco jugadores, con la entrada de Kaká por Valerón.

Aguirre se mostró convencido de que su equipo ofrecerá la próxima semana una buena imagen en el duelo de rivalidad ante el Barcelona.

Sólo tres minutos tardó el Deportivo en responder y no pudo ser de forma más contundente, porque Bruno Gama se hizo hueco con un recorte en la frontal del área y se inventó un potente disparo lejos del alcance de Cristian Álvarez, que sólo pudo contemplar cómo el balón entraba en su portería.

“Sabía que estábamos sufriendo un poco con los cambios de orientación, especialmente por la parte de Manuel Pablo en el segundo tiempo, y preferí dar un poco de anchura a esa línea, para al mismo tiempo tener garantías en el juego aéreo y ganar en estabilidad defensiva”, explicó.

“No necesitamos pensar en Europa, ni en el descenso, sino encarar ese partido como se tiene que encarar, porque no me gustó nada nuestra conducta del primer tiempo en el Camp Nou, que fue de lo peor del equipo en el tiempo que llevo aquí”, concluyó el técnico mexicano.

El Deportivo había pasado en un momento de poder verse en desventaja a tener el marcador a favor, e incluso pudo ampliar la renta a los 59 minutos, cuando Riki se marchó de Baena, pero se hizo un lío ante Cristian Álvarez.

El técnico gallego no se quiere preocupar por ahora de los resultados de los rivales directos del Deportivo en la lucha por la permanencia.

Si el portero del Espanyol estuvo seguro durante toda la tarde, Aranzubia no quiso ser menos y evitó el empate a los 65 minutos con otra acertada intervención después de un remate de Verdú que se había envenenado.

“No quiero ver los partidos de los rivales, así que no miro al Zaragoza, el Osasuna y demás, porque para sufrir ya me llega con el Deportivo”, reconoció Fernando Vázquez.

Fernando Vázquez decidió entonces amarrar el resultado y dio entrada a Kaká por Valerón, un defensa por un media punta, con lo que el Deportivo pasó a jugar con un esquema de tres centrales.

El empuje del Espanyol no generó demasiado peligro y las dudas del Deportivo desaparecieron en el tiempo de prolongación, cuando Nelson Oliveira picó el balón encima de la salida de Cristian Álvarez para sentenciar la victoria de su equipo.

Nelson pasó de héroe a villano para Riazor en cuestión de segundos, ya que mandó callar a la grada durante la celebración de su gol, y el estadio despidió al delantero con una pitada, aunque con la alegría de una victoria que deja al Deportivo más cerca de la permanencia.

– Ficha técnica:

2 – Deportivo: Aranzubia; Manuel Pablo, Aythami, Zé Castro, Sílvio; Abel Aguilar (Álex Bergantiños, min.64), Juan Domínguez; Bruno Gama, Valerón (Kaká, min.75′), Pizzi; y Riki (Nelson Oliveira, 79′).

0 – Espanyol: Cristian Álvarez; Javi López, Colotto, Raúl Rodríguez, Víctor Álvarez; Baena (Simao, min.71), Tejera (Cristian Gómez, min.58); Stuani, Verdú (Petrov, min.85′), Wakaso; y Sergio García.

Goles: 1-0, min.49: Bruno Gama. 2-0, min.91: Nelson Oliveira.

Árbitro: César Muñiz Fernández, del colegio asturiano. Mostró tarjeta amarilla a Manuel Pablo (min.30), Abel Aguilar (min.34) y Valerón (min.65), por el Deportivo, y a Tejera (min.12), Baena (min.41), Cristian Álvarez (min.44), Javi López (min.55) y Colotto (min.86), por el Espanyol.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésima sexta jornada disputado en el estadio municipal de Riazor ante unos 34.000 espectadores.

Carlos Alberto Fernández