Vermont legaliza suicidio asistido

Vermont es ahora el cuarto estado en el país que permite a los médicos los suicidios asistidos. La ley, la cual permite a los médicos recetar medicamento letal a pacientes con enfermedades terminales para que ellos mismos puedan suministrárselas, entró en efecto ayer lunes cuando fue firmada por el gobernador Peter Shumlin.

“Los legisladores de Vermont realmente están sentando precedentes con esto”, dijo Barbara Coombs Lee, presidenta de Compassion & Choices, a CBSNews.com.

Ahora depende del Departamento de Salud de Vermont implementar las reglas. Pero podría haber algún tiempo antes de que la primera persona tome ventaja de esta ley.

Por los primeros tres años, la nueva ley de Vermont incluirá un requerimiento para que los pacientes declaren tres veces —una de estas por escrito— que ellos desean morir.

La ley requiere que los pacientes esperen 15 días antes de hacer su petición oral inicial antes de hacer la segunda, que debe ser por escrito ante un testigo, y que los doctores esperen 48 horas antes de emitir el medicamento.

Los otros estados donde el suicidio asistido es actualmente legal son Oregon, Washington y Montana.

“Esta es la manera de asegurarte que esta práctica está segura… la haces transparente, apruebas reglas que son seguras y claras y que todo mundo las entiende, está a la luz del día y es fácil percibir las violaciones. Si lo mantienes en las sombras… es cuando nos preocupa una práctica no regulada y subterránea que no puedes regular del todo”, dijo Coombs Lee.

“Hay que aprobar leyes con limitaciones claras, y eso es lo que la ley de Vermont hace”, agregó.