Del rescate a la reconstrucción

Empieza el evalúo de daños en Moore, el estimado se acerca a $2,000 millones

Varios voluntarios llenan cajas con alimentos perecederos en un centro de distribución de Oklahoma.
Varios voluntarios llenan cajas con alimentos perecederos en un centro de distribución de Oklahoma.
Foto: EFE

WASHINGTON D.C.— Los daños ocasionados por el tornado que asoló el pasado lunes la localidad de Moore, en Oklahoma, pueden superar los 2,000 millones de dólares, aunque estas estimaciones aún son provisionales, informó ayer el Departamento de Seguros del estado.

El comisario de la agencia estatal, John Doak, ofreció esta cifra ayer por la mañana en declaraciones a la prensa local, al señalar que podrían ser similares a los del tornado que arrasó Joplin, en el estado de Misuri, hace dos años.

No obstante, una portavoz de la agencia estatal precisó que estas estimaciones son todavía muy “preliminares” y se basan solo en una evaluación “visual” del territorio dañado de cerca de 30 kilómetros.

Por su parte, Mick Cornett, alcalde de Oklahoma City, ciudad que se encuentra a apenas veinte kilómetros de Moore, situó las pérdidas entre 1,500 y 2,000 millones de dólares y en 36,000 los ciudadanos afectados.

Según las autoridades estatales, más de 13,000 viviendas se habrían visto afectadas por el tornado, que ha dejado por el momento 24 muertos y más de dos centenares de heridos.

Equipos de rescate y helicópteros con cámaras térmicas continuan la búsqueda de supervivientes entre los kilómetros de escombros en los que se ha convertido Moore tras el tornado del lunes. El tornado de Joplin de 2011 dejó 161 muertos y unos daños estimados de 2,200 millones de dólares.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, recorrió ayer Moore y comprometió la ayuda del Gobierno para acelerar las tareas de reconstrucción. El presidente Barack Obama viajará a Moore el próximo domingo.