Histórica transición

Por primera vez un alcalde latino entregará alcaldía a otro latino
Histórica transición
05/23/13--- LOS ANGELES---- Los Angeles Mayor Antonio Villaraigosa and Mayor-elect Eric Garcetti hold a press conference at Getty House in Los Angeles. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: authors

Por primera vez en la historia moderna de Los Ángeles un alcalde latino, Antonio Villaraigosa, entregará el poder a otro latino, el concejal Eric Garcetti, un acontecimiento que algunos dicen podría repetirse más pronto de lo esperado.

Ayer por la mañana inició de manera oficial una transición “suave” de poderes con un encuentro en la mansión oficial de la Ciudad, la Casa Getty, donde ambos políticos hablaron de los retos que enfrenta el municipio, las prioridades del siguiente mandatario y las diferencias de uno y otro puesto (Villaraigosa también fue edil antes de asumir la alcaldía).

“Mis prioridades como alcalde serán continuar mucho del trabajo que usted ha hecho, como balancear el presupuesto a largo plazo, continuar las reformas que esperamos en pensiones y cuidado de salud y restaurar servicios básicos que la gente necesita”, dijo Garcetti dirigiéndose a Villaraigosa.

Ha sido un hecho inédito ver a dos hispanos en un cambio de poderes en la alcaldía de Los Ángeles. Eso no ocurrió con los tres mandatarios anteriores de origen latino: Antonio Francisco Coronel, Manuel Requena y Cristóbal Aguilar, cuyas breves administraciones abarcaron de 1853 a 1868, pero ninguna fue consecutiva a la otra.

“Ahora tenemos a alguien que va a ser el próximo alcalde de Los Ángeles, Garcetti, que puede hablar español, que se puede comunicar con la comunidad, que tiene raíces latinas, mexicanas, sus abuelos vinieron de México”, reiteró Villaraigosa, respondiendo a las críticas en campaña sobre el origen étnico del concejal de Hollywood.

Los abuelos de ambos fueron inmigrantes mexicanos que llegaron a esta ciudad en distintos períodos y circunstancias. El de Garcetti nació en Chihuahua y cruzó la frontera siendo un niño; él y su madre huían de la Revolución Mexicana. Aquí vivió muchos años como un indocumentado y peleó en la Segunda Guerra Mundial para obtener la ciudadanía.

Parte del discurso de ambos políticos se pronunció ayer en español, el idioma de sus ancestros. El de Garcetti es un tanto académico, aunque podría ser más fluido al que dominaba Villaraigosa al inicio de su mandato, en 2005, pues él creció en un período en que la educación no era bilingüe.

Villaraigosa se mantuvo apartado de la contienda por la alcaldía, que dejó fuera a la contralora Wendy Greuel, pero este jueves habló como si todo el tiempo hubiese estado del lado de Garcetti. “Este es un hombre que tiene un historial: doce años en el Concejo, presidente del Cabildo en buena parte de ese tiempo, alguien que ha trabajado duro para conducir esta ciudad. Él tendrá mi completo apoyo”, dijo.

Para Antonio González, presidente del Proyecto de Educación y Registro de Votantes del Suroeste (SVREP), es muy probable que después de Garcetti sean elegidos más hispanos al cargo. “Cada día Los Ángeles es más latino, el 30% del voto es latino y está creciendo”, dijo el analista. “Pero el tener alcaldes latinos implica tener candidatos calificados y eso está por verse”, agregó.

Se estima que quizás en una década los electores de esa etnia constituyan el 40% del padrón. El lapso para el cambio de poderes será de apenas seis semanas. La ceremonia de entrega-recepción se realizará el próximo 1 de julio. El alcalde electo dijo que ya está buscando a las cabezas de los departamentos más importantes del Ayuntamiento (en campaña invitó a los gerentes de la presente administración a competir para quedarse) para facilitar las cosas.

“Estoy buscando una transición sin problemas, trabajar duro desde el día uno”, señaló Garcetti.

“El alcalde me dio un gran consejo práctico, que es estar en contacto con la ciudad, conectado siempre con su gente, nunca estar en una burbuja y siempre estar cerca de las calles”, comentó el concejal.

Y si los simbolismos son importantes en la política, Villaraigosa le cedió el paso a Garcetti al salir de la Casa Getty y lo dejó solo con los medios de prensa el resto de la conferencia.

“Sólo puede haber un alcalde a la vez”, dijo el funcionario.