Robben: “Todavía no termino de entender lo que ha ocurrido”

El holandés Arjen Robben dijo que todavía no había terminado de entender lo que ha ocurrido, tras obtener su primer título internacional tras cuatro finales perdidas.
Robben: “Todavía no termino de entender lo que ha ocurrido”
El jugador del Bayern Múnch Arjen Robben levanta la Copa de Europa tras derrotar al Borussia Dortmund en la final de Wembley. EFE

Berlín, 25 may (EFE).- El holandés Arjen Robben, autor del gol de la victoria del Bayern Múnich en la final de la Liga de Campeones ante el Borussia Dortmund, dijo que todavía no había terminado de entender lo que ha ocurrido, tras obtener su primer título internacional tras cuatro finales perdidas.

Londres, 25 may (EFE).- El jugador holandés Arjen Robben recibió hoy de las manos del extécnico del Manchester United, Alex Ferguson, el galardón que le acredita como mejor jugador de la final de la Liga de Campeones.

Madrid, 23 may (EFE).- Jupp Heynckes, técnico del Bayern Múnich, ha emulado en el estadio de Wembley a Ernst Happel, Ottmar Hitzfeld y Jose Mourinho y se ha convertido en el cuarto técnico que gana la Liga de Campeones con dos equipos distintos.

“Todavía no puedo terminar de entender lo que pasó, son demasiadas emociones”, dijo Robben en declaraciones a la Segunda Cadena de la Televisión Alemana (ZDF).

El centrocampista, de 29 años, anotó el segundo tanto del equipo bávaro en el minuto 88 y le dio su quinta Champions League después de la amarga derrota frente al Chelsea en la final del curso pasado en la tanda de penaltis.

Heynckes fue el entrenador que condujo al Real Madrid a la ‘Séptima’ para poner fin a más de treinta años de sequía de títulos en la principal competición europea.

Robben, en la final de la temporada pasada ante el Chelsea, había desperdiciado un penalti en la prórroga.

En una sala de prensa abarrotada, Robben, aseguró a los medios de comunicación que la sensación que ha experimentado tras marcar el gol y ganar el campeonato ha sido: “por fin”.

El veterano técnico alemán dirigió el equipo que capitaneaba Manuel Sanchis en la temporada 1997/98 y que se reencontró con la gloria continental el 20 de mayo de 1998 en el Amsterdam Arena, donde se impuso al Juventus Turín de Zinedine Zidane por 1-0 con un tanto del montenegrino Predrag Mijatovic.

“En la semana se habló mucho de eso, muchas personas me dijeron: esta vez vas a marcar el gol decisivo. Tuve varias ocasiones que no terminaron en gol pero me mantuve tranquilo y al fin llegó la ocasión definitiva”, dijo Robben.

“No puedo describir lo que pasa por la cabeza, son muchas emociones, pero fue una sensación de ‘por fin’”, afirmó Robben tras agradecer a Ferguson el premio y lamentar su marcha del mundo del fútbol.

Ahora Heynckes, que perdió el año pasado esta opción al caer en la final, disputada en Múnich, ante el Chelsea inglés, puso broche dorado al final de su andadura en el club bávaro, sabiendo como entonces que no seguía, con la victoria en el duelo germano ante el Borussia Dortmund su segundo título.

Robben definió el partido como un duelo de igual a igual en el que ambos equipos tuvieron ocasiones.

“Esto es lo más alto que puedes llegar como futbolista y muchas cosas pasan por tu cabeza. Aunque es un juego de equipo y todo lo hacemos juntos, ésta es la cima a nivel individual también”, manifestó el internacional holandés.

El austríaco Ernst Happel, vienés considerado uno de los mejores técnicos de la historia del fútbol europeo, comenzó a hacerse un gran nombre como técnico en Holanda, donde llevó al ADO La Haya al título nacional y en 1979 al Feyenoord a su única Copa de Europa, tras derrotar en la final al Celtic (2-1) en San Siro.

“Fue un partido de igual a igual, ellos tuvieron ocasiones, nosotros tuvimos nuestras ocasiones. Al final, me quedé solo frente a Roman Weidenfeller y tomé la decisión correcta”, dijo Robben.

Robben se quitó hoy la mayor espina de su carrera por partida doble, ya que no sólo ha levantado la copa sino que ha marcado el gol definitivo de un partido que parecía condenado a la prórroga.

Continuó su periplo por España y Bélgica y Alemania, donde volvió a alcanzar la gloria con el Hamburgo, con el que obtuvo su segunda Copa de Europa en 1983 en el estadio Olímpico de Atenas ante el Juventus Turín (1-0).

“Era lo que me faltaba tras la decepción del año pasado. Era la tercera final de Champions y no quieres que te pongan la etiqueta de perdedor”, explicó.

Acabó su carrera, en la que también dirigió a la selección de Holanda, en el Tirol Innsbruck y falleció víctima de un cáncer en 1992.

Robben se mostró convencido de que si los de Munich han llegado a la final es porque tanto él como sus compañeros forman un “equipo real” del que se siente “orgulloso” y que ha logrado ser “defensivamente muy fuerte”.

El alemán Hitzfeld (12 de enero de 1949, Lörrach), campeón olímpico en 1972 como jugador con la selección germana, estuvo muy vinculado al fútbol suizo en sus inicios como entrenador.

Pero el auténtico éxito comenzó a vivirlo en el Borussia Dortmund, con el que logró la Liga de Campeones en la temporada 1996/97, ganada en Múnich ante el Juventus (3-1) de Zinedine Zidane.

Técnico de fuerte carácter y carismático, en 1998 pasó al Bayern Múnich, en el que estuvo seis años con el refrendo de títulos domésticos y continentales.

El estadio Giuseppe Meazza de Milán fue el escenario de su segunda corona en 2001, esta vez al frente del cuadro bávaro, al superar al Valencia en la tanda de penaltis (5-4) tras acabar el partido con empate a uno.

El portugués Mourinho, entrenador del Real Madrid hasta el final de temporada, fue el tercero y último que hasta la fecha ha ganado la Liga de Campeones con dos equipos.

El técnico de Setúbal (26 de enero de 1963) devolvió a la cima al Oporto en la campaña 2003-2004 y alcanzó su primer gran hito al vencer en la final, disputada en el AufSchalke de Gelsenkirchen, al sorprendente Mónaco por 3-0.

Luego pasó por el Chelsea londinense sin poder repetir ese momento de gloria continental, que reencontró en el Inter de Milán cuando, el 22 de mayo de 2010, venció en la final del Santiago Bernabéu al Bayern Múnich por 2-0 con un espléndido Diego Milito.

Mourinho ese mismo día dejó de ser técnico del cuadro interista -de hecho ni siquiera volvió con el equipo a Milán- y fichó por el Real Madrid con el aval de sus títulos europeos y locales en busca de la ‘Décima’ que no ha llegado.