Protesta antigay

Franceses se pronuncian contra los matrimonios del mismo sexo

Guía de Regalos

Protesta antigay
Miles de personas tomaron parte en la protesta contra la ley que permite los matrimonios entre personas del mismo sexo.
Foto: EFE

PARÍS .— Miles de franceses salieron ayer a las principales calles del centro de esta capital para manifestarse en contra del proyecto de ley para la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, aprobado la semana pasada por el Parlamento.

La céntrica avenida de los Campos Elíseos y las calles aledañas fueron invadidas por segundo día consecutivo por miles de opositores a las bodas gay, que con pancartas y banderas de Francia en mano expresaron su indignación.

La policía informó que entre 420 mil y 470 mil personas participaron en la marcha de este domingo, aunque los organizadores estimaron en más de en un millón el número de asistentes.

Casi la mitad de la población francesa, un 47.0%, rechaza la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, en su mayoría católicos y conservadores de todas las edades.

A la manifestación, la más numerosa hasta ahora y en la que participaron familias enteras, se unieron miembros del partido Unión por un Movimiento Popular (UMP), del expresidente Nicolás Sarkozy, y del ultraderechista Frente Nacional.

Durante su recorrido, algunos de los manifestantes advirtieron al gobierno del presidente Francois Hollande que “habrá guerra” si no abandona sus planes de ratificar el proyecto de ley, que calificaron de inaceptable, y exigieron su dimisión inmediata.

Una veintena de opositores, por su parte, ocuparon por varios minutos la sede del gobernante Partido Socialista (PS), mientras que algunos se enfrentaron con elementos de la policía antidisturbios.

Los manifestantes que tomaron las oficinas del PS fueron identificados como militantes del grupo de extrema derecha Generation Identitaire (GI).

Ante el temor de que activistas radicales conocidos como “ultras” pudieran utilizar la manifestación para provocar disturbios, el ministro francés del Interior, Manuel Valls, ordenó el envío de unos cuatro mil 500 policías para garantizar la seguridad.

Las primeras bodas gay están previstas para los primeros días de junio próximo.