Puñal y Cejudo firman una remontada para la permanencia

Osasuna aseguró de forma matemática la permanencia en Primera División en la penúltima jornada de la Liga BBVA al ganar al Sevilla tras una remontada firmada con golazos de Patxi Puñal y Álvaro Cejudo (2-1).
Puñal y Cejudo firman una remontada para la permanencia
Los jugadores de Osasuna celebran la victoria del equipo rojillo ante el Sevilla al término del partido que ambos equipos han disputado en el Estadio Reyno de Navarra en la penúltima jornada del campeonato de liga. EFE

Pamplona, 26 may (EFE).- Osasuna aseguró de forma matemática la permanencia en Primera División en la penúltima jornada de la Liga BBVA al ganar al Sevilla tras una remontada firmada con golazos de Patxi Puñal y Álvaro Cejudo (2-1).

Pamplona, 26 may (EFE).- El entrenador de Osasuna, José Luis Mendilibar, expresó su felicidad tras conseguir el objetivo de la permanencia, a falta de una jornada para la conclusión de la Liga BBVA, y aunque dijo que un club como el navarro debe sufrir en la categoría por su presupuesto “ahora es momento de disfrutar”.

Álvaro Negredo enmudeció el estadio al adelantar al Sevilla a los cinco minutos de la segunda parte, en una gran acción personal, pero Puñal, con un chutazo por la escuadra, y Cejudo, de libre directo, firmaron una remontada de Primera, por lo que Osasuna viajará al Bernabéu de turista.

“Es la primera remontada en casa. Nos hemos quedado muertos con el 0-1 y nos ha costado reaccionar, pero el gol de Patxi (Puñal) nos ha dado alas, aunque hemos sufrido hasta el final con la ocasión de Negredo que ha salvado Andrés”, manifestó.

Los ‘rojillos’ fueron los dueños del primer tiempo. Salieron dominadores y con intensidad para arrinconar al Sevilla en su parcela de campo. Crearon ocasiones, pero volvieron a patinar en su falta de pegada.

Mendilibar agradeció a la afición su apoyo y dijo que es momento “de disfrutar”. “Ha sido complicado porque nadie regala nada. Han metido un golazo y nos hemos venido un pelín abajo, pero la garra de Patxi nos ha contagiado a todos”, añadió.

El conjunto sevillano intentó sorprender a los locales por velocidad, pero apenas probaron a Andrés Fernández en una primera parte con todo favorable a Osasuna por las derrotas del Zaragoza y del Deportivo.

“Sabemos que tenemos que sufrir. El presupuesto es cada vez menor. Igualamos los 14 años seguidos del club en Primera y a ver si lo superamos”, señaló Mendilibar, quien comentó que irán al Bernabéu “a pasarlo bien”.

El iraní Masoud, la sorpresa de Mendilibar en el once inicial, y De las Cuevas fueron los más activos en misiones ofensivas en los primeros minutos, mientras que Negredo, tras eludir el fuera de juego, lo intentó con un disparo lejano que se marchó desviado.

El técnico vasco anticipó que seguirá en Osasuna la próxima temporada: “Me veo con fuerzas, seguro. Yo tengo contrato. Estoy a gusto. Es cuestión de hablar. Vamos a pensar lo que hemos hecho y disfrutar, que sufrimiento nos ha costado”.

Al filo de la media hora llegaron las mejores ocasiones locales. Armenteros, dentro del área, le pegó al centro y Beto no tuvo problemas para abortar el peligro, y De las Cuevas estrelló un balón al poste.

El entrenador del Sevilla, Unai Emery, afirmó que su equipo no fue capaz de plasmar el juego necesario para contrarrestar las armas de Osasuna.

El rechace lo recogió a Armenteros para obligar a lucirse a Beto y en la jugada siguiente la acción de Kike Sola mandando el balón a la red quedó anulada por fuera de juego.

“Era un partido difícil, con connotaciones duras por lo que suponía para Osasuna y para nosotros. Ha sido un partido de mucha igualdad y disputa”, dijo.

Rubén también probó fortuna en una acción a balón parado y Botía tuvo la mejor ocasión para el Sevilla de la primera parte casi con el tiempo cumplido, tras un saque de esquina, pero Andrés Fernández paró su disparo raso.

“Necesitábamos quitarnos la presión de Osasuna y jugar con mucha velocidad y precisión. Lo hemos hecho menos veces de las que quisiéramos. Hemos tenido pocas llegadas claras y en una de ellas ha llegado el gol”, añadió.

El Sevilla salió mucho más metido en la segunda parte y desde el primer instante demostró que venía a Pamplona con ambición de victoria para agotar sus opciones de clasificarse para la Liga Europa.

El técnico guipuzcoano señaló que Osasuna tuvo “acierto en esos dos golpeos” para remontar el partido y lamentó la ocasión fallada al final por Negredo.

Negredo enmudeció el Reyno a los cinco minutos de la reanudación. El delantero sevillista aprovechó un pase de Navas para marcar tras una gran jugada personal, con doble quiebro a Andrés Fernández (0-1, m.50).

“Más que sea justo o injusto no hemos podido plasmar el juego necesario para ganar. Felicitamos a Osasuna y nosotros nos vamos decepcionados y tenemos que insistir en el mensaje de levantarnos”, agregó.

Osasuna quedó herido de muerte momentáneamente, pero resucitó trece minutos después con un golazo de Puñal, un disparo lejano que se coló por la escuadra de Beto (1-1, m.63).

“Tenemos que buscar soluciones más que culpables. Tenemos que pelear por la novena plaza. No hemos cumplido las expectativas y todos tenemos algo que ver en ello”, concluyó.

Este gol dio alas a Osasuna, que remontó con otro golazo, en esta ocasión de libre directo de Cejudo (2-1, m.78), para firmar la permanencia matemática del conjunto navarro.

– Ficha técnica:

2 – Osasuna: Andrés Fernández; Marc Bertrán, Rubén, Arribas, Damià; Puñal, Silva; Masoud (Llorente, m.56), Armenteros, De las Cuevas (Cejudo, m.73); y Kike Sola (Oier, m.84).

1 – Sevilla: Beto; Coke (Cicinho, m.46), Cala, Botía (Puerto, m.68), Fernando Navarro; Medel, Kondogbia; Navas, Rakitic, Perotti (Baba, m.75); y Negredo.

Goles: 0-1, m.50: Negredo. 1-1, m.63: Puñal. 2-1, m.78: Cejudo.

Árbitro: Muñiz Fernández (Comité Asturiano). Expulsó al entrenador local, José Luis Mendilibar (m.90). Mostró tarjeta amarilla a Marc Bertrán (m.84), Damià (m.85) y Arribas (m.92), de Osasuna, y a Botía (m.60) y Kondogbia (m.62), del Sevilla.

Incidencias: Partido de la penúltima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Reyno de Navarra ante 19.594 espectadores. Al final del encuentro hubo invasión pacífica de los aficionados al terreno de juego.

Fermín Zariquiegui