Evitan ayuda para Siria

Guía de Regalos

Evitan ayuda para Siria
El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry (d), en rueda de prensa con el ministro de Exteriores alemán Guido Westerwelle.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C.— Estados Unidos y Alemania le advirtieron a Rusia ayer que no ponga en peligro la conferencia de paz para Siria y que no altere el equilibrio de poder en el Oriente Medio proveyendo sistemas avanzados de defensa antiaérea al régimen de Bashar al Assad.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, dijeron en Washington que la transferencia de misiles rusos S-300 a Siria podría prolongar la guerra civil en ese país además de poner en peligro las negociaciones para formar un gobierno de transición y afectar los intereses de seguridad de Israel.

“No es útil que se transfieran misiles S-300 a la región mientras estamos tratando de organizar esta conferencia de paz y crear paz”, dijo Kerry en la rueda de prensa que celebró con Westerwelle luego de que ambos se reunieran en el Departamento de Estado. “Les pedimos de nuevo que no alteren el equilibrio en la región respecto a Israel”, dijo.

Westerwelle exhortó a Rusia a no arruinar la conferencia que se realizaría en Ginebra el mes próximo pero que fue aplazada hasta julio por lo menos.

“No pongan en peligro la conferencia de paz en Ginebra”, dijo. “La entrega de armamentos al régimen de Assad es totalmente equivocada… es el mensaje equivocado que ha sido enviado por nuestros colegas en Rusia al mundo y a la región al enviar los S-300 y otras piezas de armamentos”.

Kerry y Westerwelle hablaron un día después de que al Assad insinuara que su Gobierno había recibido el primer cargamento del sistema antiaéreo, algo que pudiera reducir las presiones del régimen para negociar con la oposición, dificultar una intervención extranjera y alarmar a Israel. Estados Unidos ha hecho de la ventaja militar cualitativa de Israel una de sus prioridades en la región.

Funcionarios rusos han señalado que suministrarán los misiles a al Assad bajo un contrato ya existente. Dicen además que tratarán de convencer a Siria de que participe en la conferencia de Ginebra, pero la oposición siria ha advertido que no asistirá a ninguna negociación mientras continúen las masacres.

Por otra parte, los familiares de una mujer estadounidense que estaba en Siria peleando supuestamente al lado de los rebeldes aseguraron que el FBI les confirmó su muerte mientras que el Departamento de Estado seguía investigando ayer el suceso.

Dos agentes del FBI se entrevistaron el jueves en Michigan con los familiares de la mujer fallecida, Nicole Lynn Mansfield, de 33 años, a quien el régimen de al Asad calificó de “terrorista”, según la televisión estatal siria.