El Chelsea anuncia el fichaje de Mourinho para cuatro temporadas

El club Chelsea de Londres anunció hoy el fichaje de José Mourinho como su nuevo entrenador para las próximas cuatro temporadas. El técnico portugués José Mourinho afirmó hoy, tras hacerse público su fichaje por el Chelsea, que tanto el club inglés como el italiano Inter de Milán han sido las "dos grandes pasiones" en su carrera como entrenador. El técnico José Mourinho regresa a Stamford Bridge casi una década después de haberse hecho cargo por primera vez de un Chelsea que comenzaba entonces su andadura como uno de los grandes de Europa y que se marcaba como objetivo una Liga de Campeones que el portugués no llegó a conquistar.
El Chelsea anuncia el fichaje de Mourinho para cuatro temporadas
Jose Mourinho, nuevo entrenador del Chelsea para las próximas cuatro temporadas. EFE/Archivo

Londres, 3 jun (EFE).- El club Chelsea de Londres anunció hoy el fichaje de José Mourinho como su nuevo entrenador para las próximas cuatro temporadas.

Londres, 3 jun (EFE).- El técnico portugués José Mourinho afirmó hoy, tras hacerse público su fichaje por el Chelsea, que tanto el club inglés como el italiano Inter de Milán han sido las “dos grandes pasiones” en su carrera como entrenador.

Londres, 3 jun (EFE).- El técnico José Mourinho regresa a Stamford Bridge casi una década después de haberse hecho cargo por primera vez de un Chelsea que comenzaba entonces su andadura como uno de los grandes de Europa y que se marcaba como objetivo una Liga de Campeones que el portugués no llegó a conquistar.

Mourinho, que ya dirigió al equipo londinense desde 2004 hasta 2007, se despidió el sábado del Real Madrid, al que entrenó en los últimos tres años, después de haber estado previamente al frente del Inter de Milán.

“Nunca he escondido que el Inter y el Chelsea han sido las dos grandes pasiones de mi carrera futbolística. El Chelsea es un club realmente importante para mí”, señaló el ya exentrenador del Real Madrid, de 50 años, en una entrevista a la televisión oficial del club de Londres.

El magnate Roman Abramovich ha cedido a los deseos de la afición “blue”, que lleva meses coreando el nombre del luso en las gradas, y ha confiado de nuevo el mando del equipo al único entrenador que ha aguantado más de dos temporadas en el vestuario del Chelsea desde que el ruso compró el club en 2003.

El técnico portugués, de 50 años, volverá al club de Stamford Bridge, con el que ganó dos títulos de liga, una Copa de Inglaterra (FA Cup) y dos Copas de la Liga, en sustitución del español Rafa Benítez, que ocupó ese cargo de forma interina y ya ha sido nombrado entrenador del Nápoles.

El preparador luso regresa a la capital británica nueve años después de llegar por primera vez a Stamford Bridge, en junio de 2004, y reiteró que sigue vigente la declaración de intenciones que hizo pública en aquella ocasión, cuando prometió a los aficionados “calidad, trabajo, amor y pasión para lograr éxitos” con los “blues”.

Mourinho aterrizó en Londres en junio de 2004 convencido de que podía repetir con el club de Londres, por entonces todavía un modesto equipo inglés, el éxito que había cosechado con el Oporto, al que había convertido en el flamante ganador de la Liga de Campeones.

José Mourinho será presentado como nuevo entrenador del Chelsea en una rueda de prensa prevista para el próximo lunes, día 10.

“El mensaje sigue siendo exactamente el mismo, con una única diferencia, que ahora puedo decir que soy uno de vosotros”, dijo Mourinho, que ganó dos ligas en las cuatro temporadas en las que dirigió al Chelsea, hasta septiembre de 2007.

En su primera rueda de prensa como preparador del Chelsea, el luso dejó claro su talante: “No me llamen arrogante, pero soy el campeón de Europa y creo que soy especial”, dijo a modo de presentación, una sentencia con la que se ganó el apodo de “The Special One” (el especial) con el que se le conoce en Inglaterra.

Ron Gourlay, director ejecutivo de los “blue”, se manifestó hoy “encantado” del regreso de Mourinho al club propiedad del magnate ruso Román Abramovich, del que será su noveno entrenador -si bien por partida doble- desde que éste compró el equipo en 2007

El portugués sustituye en el banquillo de Stamford Bridge al español Rafa Benítez, que durante los seis meses que ha dirigido al equipo, con el que ha ganado la Liga Europa, ha visto cómo los aficionados “blue” coreaban el nombre de Mourinho desde las gradas en casi todos los partidos.

El portugués supo gestionar la inyección de millones casi ilimitada que había traído consigo Abramovich para conquistar la liga inglesa en su primera temporada en Londres, medio siglo después de la última ocasión en la que el Chelsea se había impuesto en el campeonato nacional.

“Su continuo éxito, dirección y ambición lo convirtieron en el primer candidato”, apuntó Gourlay en un comunicado en la página web del Chelsea, en el que destacó que es un técnico “extremadamente popular” entre la afición “blue”.

“Prometo exactamente las mismas cosas que prometí en 2004”, afirmó a la televisión del club Mourinho, que hace nueve años tomó las riendas del Chelsea poco después de proclamarse con el Oporto ganador de la Liga de Campeones.

El siguiente curso, con las gradas de Stamford Bridge ya rendidas al nuevo Chelsea y a su entrenador, Mourinho conquistó de nuevo la Premier y sumó además la Copa de Inglaterra (FA Cup) a las vitrinas del club.

“Nuestro objetivo es que el club siga avanzando para lograr más progresos en el futuro y José es nuestra elección número uno, pues pensamos que es justo el técnico adecuado para hacer exactamente eso”, agregó.

El nuevo entrenador “blue” subrayó que le resultó “muy duro jugar contra el Chelsea” cuando era entrenador del Inter de Milán: “Lo hice dos veces y no fue mal”.

El éxito del portugués era indiscutible dentro de las fronteras inglesas, pero Abramovich quería además conquistar Europa, un logro que se le resistía a pesar de su agresiva política de fichajes.

Para el responsable del Chelsea, Mourinho “fue y sigue siendo una figura extremadamente popular en el club y aquí todo el mundo está deseando trabajar de nuevo con él”.

Cómo preparador del club italiano, el luso apeó en la temporada 2009-2010 al conjunto inglés en los octavos de final de la Champions en su camino hacia su segunda Liga de Campeones como entrenador.

Los “blues” se estrellaron contra el Liverpool en las semifinales de la “Champions” en la primera temporada de Mourinho, volvieron a caer, contra el FC Barcelona, en octavos, la siguiente campaña y repitieron el descalabro ante los “reds” en semifinales en la 2006-2007, la última temporada que completó Mourinho en el banquillo.

En Stamford Bridge su regreso se daba por hecho desde hace meses y los fans le hicieron la vida difícil a Benítez, quien se hizo cargo del club en noviembre de 2012, al recordarle en numerosas ocasiones su predilección por Mourinho.

El Inter de Mourinho ganó en la ida por 2-1 en Milán y volvió a derrotar a los “blues” en Stamford Bridge por 0-1.

Las discrepancias entre Abramovich y el técnico, que quería imponer su criterio en el club, se agravaron por la falta de títulos de importancia en su tercera campaña en Londres y el portugués acabó abandonando Inglaterra al poco de iniciar el siguiente curso, en septiembre de 2007.

Apodado en Inglaterra “the Special One” (el especial), Mourinho llegará al Chelsea tras una temporada en blanco con el Real Madrid, donde ha mantenido públicos enfrentamientos con la plantilla.

Mourinho sigue siendo desde entonces el entrenador más exitoso de la historia del Chelsea, con seis títulos en su palmarés, si bien nunca llegó a sumar la Liga de Campeones con la que sí se hizo el italiano Roberto Di Matteo en 2012.

Después de cuatro temporadas en el Chelsea, el portugués abandonó el club de Londres rumbo a Italia, tras mantener públicas desavenencias con Abramovich.

El portugués tendrá ahora la oportunidad de volver a competir por hacerse con un título que volvió a levantar en 2010 al frente del Inter de Milán.

El luso llegará a Londres con sus ayudantes Rui Faria, Silvino Louro y Jose Morais, según anunció el Chelsea.

Con el fichaje de Mourinho, el Chelsea trata de dejar atrás un turbulento periodo de seis años en el que solo el italiano Carlo Ancelotti ha estado más de una año en el banquillo (de junio de 2009 a mayo de 2011).

El isralí Avram Grant, el brasileño Luiz Felipe Scolari, el holandés Gus Hiddink y el portugués André Villas-Boas son algunos de los técnicos de primer nivel que han sucumbido a las exigencias del vestuario de Stamford Bridge.

La última víctima del Chelsea ha sido el español Rafa Benítez, a quien la Liga Europa no le ha servido para continuar en Londres después del periodo de seis meses para el que le contrató Abramovich en primer término.

Benítez quedó condenado, entre otros factores, por la insistencia del público de Stamford Bridge, que desde que el italiano Roberto Di Matteo fue destituido en noviembre de 2012 ha dejado claro con cánticos y pancartas que no estaba dispuesto a aceptar a nadie más en el banquillo que al portugués José Mourinho, que se presentará una vez más en Londres el próximo lunes.